Economía basada en recursos

Economía basada en recursos

Venus Project

Economía basada en recursos

El aire se sofoca ante la basura plástica, las bolsas sintéticas atestan contra lo que alguna vez la razón intuyo que era el camino, nuestros pensamientos rehuyeron de todo saber para comenzar a recordar las decisiones inmaduras que dictó el supuesto progreso y su fiel compañera la técnica.

Hemos de tener hasta el fin de los tiempos la oportunidad de redimir nuestro presente y futuro para embarcarnos en el arca de otra cosa, otro modo, mas otra forma de seguir en este planeta.

Ya así se ve día tras día nuestros pies inmundos e inundados hasta sus sus tobillos de plásticos, que suben lentamente, de poco en poco, invitándonos a la belleza de su brillo y prestaciones, no obstante es un ser que esta invitándonos nuevamente como si el mismo verdugo llama a nuestro propio funeral.

Una vuelta hace falta, una giro de nuestras cabezas al espejo, para brutalmente ceñir la frente y encontrar un espasmo que nos permita emanar la voluntad necesaria para dar lo mejor hacia una nueva construcción, tan solo porque es necesario.

El trabajo así mismo nos agobia e invita a llevar consigo un bolso de la sobre vivencia, habría que pensar tan solo si esto es realmente lo que tendría que estar sucediendo, favor detenerse y repetir lo que alguna vez ha de hacer ruido tras el camino constante y de cabeza agacha.

Seguir caminando bajo la misma cuadra ya es repetido, ya lo hemos hecho y seguimos haciéndolo sin pensar, tal vez la vereda que de reojo miramos merece una oportunidad a considerar y no rechazar como nuestras peores pesadillas en sueños.

La disparidad también es una de nuestras mejores compañeras, sin embargo ha sido ingrata y burlona, no escatima en gritarte cada vez que puede, pues es ella quien se alimenta de nuestra miseria incongruente de progreso, aquel que echamos mano cada vez que alguien intenta criticar en su puesto.

Pero la salida ahí esta, espera, sin mas, no hay necesidad de rasgar nuestros estómagos para dar cuenta que las tripas hablan por si solas y están expectante de sentir por un nuevo camino a seguir, sin necesidad de guardar la mirada en nuestro pecho y sentir que no hay nada mas que hacer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube