Ocio, Profesión y Consumo: Triada Conjugada

El Ocio, La Profesión y El Consumo han de ser unas de las Triada Conjugadas que cotidianamente nos afectan día a día

Consumo

La reciente sociedad ha creado los elementos para aumentar las funciones del consumo alienado y parasitario planificando la obsolescencia de los productos.

Es decir la manipulación de los productos para que sean tomados como renovación para así anquilosar un efecto básico de producción para mover la enorme grúa de la creación y reflejar la obsolescencia, tal que el resultado de este proceso para el consumidor enajenado sea un despilfarro constante solventado por la racionalización de la ciencia y la técnica, ya sea esta productividad creciente la que permite un mayor consumo sin tomar en cuenta la variedad, dicho sea de paso y como consecuencia, la vida cada vez es mas cómoda y tiende su libertad en forma reductiva, por tanto esta forma de proceder solo obedece a la conducta alienada del consumo para alcanzar la felicidad.

Ocio

Dentro de su desarrollo el individuo vive «libremente» entre sus gratificaciones  de ir y venir aspirando a ser feliz, no obstante,  ésta aclamada felicidad se da en las horas de ocio ya sea en su lugar de trabajo o en otro espacio, sin embargo en el caso del lugar de trabajo, la represión desaparece con un sentido compensatorio el cual esta adecuado mas menos en el conjunto social.

El control básico del ocio esta dado por la rutina enajenada del trabajo, por la manipulación a través de la industria de la entretención que mantiene en control el tiempo de ocio y que por tanto su energía libidinosa es ultrajada en sus limites aumentando el campo a las relaciones existenciales.

Sin embargo la transformación del ocio en tiempo libre esta dada por la satisfacción de las necesidades del mínimo esfuerzo y del consumo, que llevan a cabo la agresiva expansión, validando la explotación y la deshumanización, donde las alternativas estarían dadas por un mundo de objetos sin sujetos.

Profesión

La cantidad de energía física que el hombre gasta se ve reducida frente a la mecanización de la industria, el hombre trabaja de forma miserable bajo la apropiación de de plusvalía y al poco andar la transformación del trabajo deriva en una contaminación psíquica y somática.

La tecnología de este forma ha reemplazado el esfuerzo físico por tensión y esfuerzo mental, logrando la continuidad de la explotación que sigue teniendo al trabajador esclavizado como la ocupación de su vida, esto tiene asiduo en el camino de la coexistencia de la automatización, no automatizaciones o bien semi-automatizaciones donde la habilidad del trabajador converge en acciones lógicas, vale decir la ocupación del sistema nervioso mental, mas que del sistema muscular.

Todo este proceder termina emanando las distintas  formas mas puras de servidumbre, engañándose y encerrando en un circulo  toda relación, donde la servidumbre es instrumento y atiende su alimento con lo intelectual quedando atrapado de su mismo deseo y dependiendo de su mismo alimento.

Este proceso es aquel donde la tecnología termina realizando las operaciones artesanales, las cuales a su vez terminan siendo entes científicos que divergen en necesidades militares, que caen en el desarrollo de empresas, que a su vez termina generando necesidades y que por consiguiente este proceso del capital sigue llenando su barril sin fondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube