Pelota como plato de fondo

Pelota como plato de fondo

Pelota como plato de fondo

Pelota como plato de fondo

Un deportista de un equipo de fútbol popular del país a quedado impune tras atropellar una persona en automóvil en estado de ebriedad.

A raíz de los resultados del juicio, nada mas que hacer referencia a la imagen.

Al parecer la pasión del fútbol nos toma por sorpresa, y nos da una lección del poder que atrae y contiene.

Solo llorar el desconsuelo de la familia de la victima y la impunidad que ha dejado una vez mas el sistema judicial, aquel sistema que al momento de ocupar el sentido común, tiene el arrojo de no encontrar evidencias para condenar a quien corresponda por los hechos evidentes.

El fútbol ha mostrado su poder y el arrastre que tiene en un país hambriento y ciego, basta ver como callan los hinchas y desean a gritos para que el deportista ojala quede impune para seguir participando y compitiendo de la pasión que mueve multitudes.

Solo queda a continuación alimentar a los mendigos del fútbol, aquellos que están dispuestos a seguir a un ídolo que asesina a inocentes por diversión y seguir tapando frustraciones en un país que sigue entregando limosnas y repartiendo vendas para los ojos.

El siguiente es el plato de fondo que degustaremos por enésima ocasión para los pobres.

Antes del plato de fondo tenemos una entrada de soberbia y complacencia del sistema, rodeado de suspicacia y sutilidad desbordante, ensalada con pereza y recubierto de justicia obnubilada.

De postre, tenemos desazón, desencanto y por supuesto mas fútbol.

Por otra parte los comensales que rodean este plato fuerte, se animan a la fiesta y hacen barra de la barbarie de exquisiteces que esta por consumir e invitan con el despecho necesario para atiborrar todo margen que no da pie a alguna duda de la pasión que envuelve.

Mientras tanto, fuera del sitio de gula, están aquellos que no advierten ni son tocados por esta pasión y que sin mas, lo único que pasa por sus mentes es que la locura por esta pasión no da chance a otro pensamiento ni por compasión ni por desaliño.

Queda decir que, en tanto escuchar y revisar esta comilona, cabe mencionar, de aquí en adelante que viva el fútbol, la pasión de multitudes y desconsuelo de minorías que lejos de dejar sentir sufren por los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube