Reforma al binominal como el Mercado del traje de sastre

Reforma al binominal como el Mercado del traje de sastre

Reforma al binominal como el Mercado del traje de sastre

Reforma al binominal como el mercado del traje de sastre escenario político para puestos, votos y favores.

Aún el actual gobierno no termina de concretar sus proyectos emblemáticos y los políticos con sus respectivos partidos maquinan las listas para las próximas elecciones.

Por ende, hay que apresurarse para cerrar los acuerdos del binominal para ver como accionar las estrategias bajo un sistema de elecciones modificado.

Es preciso recordar y siendo sensatos existen dos figuras donde el voto ciudadano da lugar, el primero es la del ciudadano que se configura como político ocasional y que poco y nada ocupa el tiempo en posicionar algún familiar en el escenario político reduciendo su acción participativa, una segunda dice de la agrupación ya sea un partido político obviamente con partidarios e ideales dispuestos a sostener al guía conforme a la retribución futura o directo tanta de la agrupación o propia. No obstante hay que agregar que el voto es un aspecto voluntario que conforme al candidato del partido dada la lucha de poder se da en forma activa o pasiva.

En el marco moderno ante la democracia y la masiva opción de votar, el fenómeno del empresario ocupa un espacio en la recolección de estos votos, mediante la victoria de esta nueva figura donde pueda obtener las recompensas como cargos o privilegios, para esto los partidos levantan un supuesto candidato carismático a su antojo proponiendo las condiciones tal ves no intelectuales pero carismáticas que le permiten una mayor recolección.

La gran maquinaria de la elección tiene factores decisivos en el camino del poder, dada por la distribución y dominación de espacios mediante la jerarquía que permite el escalamiento de un líder carismático que retribuya con mas espacios, los cuales ganan privilegios para establecer las ventas de cargos que recae en la conducción plebiscitaria de los propios partidos.

El político no es político por ser apasionado

No sin la responsabilidad que le compete, dado que tiene que tomar distancia con las cosas y con los ciudadanos para ser cálidamente recibido con su pasión y  frialdad.

Si bien la instrumentalización de la responsabilidad jugaría un rol importante en la calidad política, tampoco debe dejar de lado la calidez humana, en esta condición el político se encuentra situado entre la racionalidad y la emocionalidad las cuales tendrán que ser balanceadas.

Por otra parte el político necesitará la ética de la convicción para reencender y apelar al sentimiento humano junto a la responsabilidad para justificar el buen hombre y las buenas intenciones.

No es casualidad que hoy los políticos en sus discursos hablen de la “convicción”, como si la palabra reafirmara el discurso.

Raya para la suma el traje de sastre que cada partido intenta imponer en beneficio de sus fines, no alimenta la demo-cracia ni menos la cercanía, es muy evidente la intencionalidad, el binominal es solo un sistema creado para el bienestar de un grupo cerrado donde se tiene la “convicción” que el poder de las calles es un condimento no necesario para mejorar el país.

Probablemente la reforma al binominal solo sea una actualización del nombre, las calles ya habían hablado de su ruptura y quedo en nada.

Para tomar en cuenta y hacer memoria, las calles se expresan constantemente, generan un discurso, lo instalan para luego la debacle, vienen los políticos, se apoderan del discurso, lo llevan al congreso, proponen crear leyes y o reformas, para finalmente hacer nada.

Es la historia, hacer memoria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de…


Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube