El Gritón del centro, que diablos le sucede a este tipo

El gritón del centro, que diablos le sucede a este tipo

El gritón del centro, que diablos le sucede a este tipo

Mientras muchos trabajadores caminan como zombis a sus trabajos, una persona en particular con exceso de ánimo dispara a viva voz palabras con energía y alegría.

Para la gran mayoría, el trayecto al trabajo es un martirio, es aburrido, tedioso, cotidiano y rutinario, sumarle a eso, el compartir los viajes con una masa de personas desconocida hasta podría parecer intimidador.

El ánimo del viaje rutinario es amenizado y capeado por algunos, con música, juegos electrónicos o con la lectura que está a la mano, todos estos accesorios permiten relativizar el viaje haciéndolo ameno, agradable y por supuesto corto.

Pero a los viajantes les ha llegado un salvador, no contaban con su astucia, él es, el Gritón, un hombre bonachón y simpaticón que vocifera con gran fuerza palabras de ánimo.

El Gritón, rompe con toda la marcha de los zombis despertándolos de su sueño con frases como: “Alegría, Alegría”, “Arriba el ánimo”, “cambie esa cara”, “sonría”, “Muy Buenos días a todos”, entre otras palabras y por supuesto, saludando a todo desconocido que pase por su lado y se atreva a mirarlo de reojo.

El Gritón, no tiene miedo al ridículo no usa mascaras ni pretende recompensa alguna, los receptores lo escuchan vociferar e inevitablemente se les hunden las mejillas creando una leve sonrisa nerviosa y pasajera.

Muchos internamente pensarán, “y que le pasa a este tipo, que anda gritando como los tontos”, no obstante, el Gritón continua firme con romper el esquema a su pasar de todos los zombis que lo miran con extrañeza.

El Gritón aprovecha la cultura reprimida del chileno, dándole una cachetada al vergonzoso, al que se esconde en una trinchera para poder reclamar, aquel que se esconde tras la masa pifiando lo que no le gusta, ese que se ríe con el Gritón, pero cuan llega al trabajo le dice a sus compañeros que lo tenía “chato con el gritito”.

Pues a ese ciudadano reprimido y chaquetero es quien le vocifera el Gritón, al que no habla cuando debe, al que no enfrenta, al que no da la cara frente a frente cuando está desconforme.

También, los más reticentes a la conducta del Gritón pueden en su imaginación preguntarse, ¿qué pasaría si todos anduviésemos gritando con esa fuerza?, la respuesta de sopetón es que, probablemente sería de locos, pero además, hay que pensar que todos somos distintos y debemos ser tolerantes, ya que en definitiva no todos son del gusto de abrazar la particular forma de subir el ánimo como lo hace el Gritón.

Hay que tomar en cuenta, que el Gritón nace por la conducta de arrastre que carga el ciudadano, la desconformidad del modelo, el cansancio de la rutina, la esquizofrenia colectiva del sistema, la velocidad con que corre tal caballo de carreras con los ojos tapados.

Es que lo ensimismado del ciudadano no deja entrar ni una basura al ojo para no romper con la rutina, menos hacer desarreglos, ni mucho menos le griten al oído para recordarle que no todo está perdido, y hay algo más que solo caminar cabeza agacha.

Hay que rescatar que el Gritón va al rescate del gesto perdido y abandonado más allá de su alienada vociferación, se da tiempo para saludar a las personas en su mayoría desconocidas, pero que sin embargo están dispuestas a responder, no con la misma fuerza pero dispuestas al fin.

El saludo se ha perdido junto con el respeto, la vieja costumbre de cortesía del saludo ha quedado en el olvido, al subir al ascensor, en las fiestas de cumpleaños, en tantos lugares donde con timidez y miedo al ridículo,  a la aceptación frente a un desconocido, a la capacidad de sociabilizar con otro con el miedo a que no respondan y finalmente la frustración por un simple saludo no retribuido.

El Gritón es un humilde ciudadano que tras su valentía, logra quebrar con lo rutinario de los transeúntes, no es lo adecuado para algunos pero sin duda que para muchos quedara en su pensamiento el porqué de esta acción y que en sus cabezas se abre la posibilidad de la duda y la pregunta del porque estamos actuando de esta manera.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de…


Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube