Educación infantil sociabilización o necesidad creada

Educación infantil sociabilización o necesidad creada

Educación infantil sociabilización o necesidad creada

Educación infantil sociabilización o necesidad creada

Educación infantil sociabilización o necesidad creada

El ser humano como especie es esencialmente un ser social, sin la sociabilización, los hombres no podrían desarrollarse en aras de la evolución.

La educación por su parte, se ha construido precisamente a través de la investigación y las experiencias sociales que le han permitido al hombre descubrir nuevas fronteras en distintas áreas de las ciencias sociales y las ciencias naturales.

Es por ello que a la hora de hablar de educación se debe tener bastante sigilo, ya que como es uno de los pilares fundamentales, su estampa plasmada en la constitución de cada país, procede como un derecho estatal y construcción de la nación.

Por otra parte, la economía se abre paso en las posibilidades que se plantean dentro de las necesidades educacionales, encontrando una veta de oro del cual muchos están dispuestos a escarbar para perturbar cuya noble intención de educar.

Los problemas que existen en la educación hoy, son para enumerarlos en una lista severa y extensa, no obstante, para estos efectos el planteamiento estará enfocado en la educación infantil y cuanto mito hay de la sociabilización que pueden alcanzar en esta etapa el infante.

Cuando nace un bebé, las parejas se plantean ansiosamente la sociabilización del lactante, esperando que pueda relacionarse con los demás sin problemas, para que tenga un buen pasar en el futuro y por supuesto entre en el ranking del “éxito”.

Formalmente la categorización en general se establece en los primeros años, donde está compuesta por tres etapas: la primera es la Sala cuna (menor y mayor), que va desde los desde los tres meses de edad aproximadamente hasta los dos años; una segunda etapa de nivel medio (menor y mayor), que va desde los 2 a los 4 años y por ultimo la tercera etapa de transición que va desde los 4 años a los 6 compuesta por pre-kínder o jardín y kínder.

En paralelo, como reforzamiento y asociado con algunos padres de un nivel socio económico sobre el promedio, optan por el mercado de los “PlayGround”, donde los padres pueden tomar un café y leer el diario mientras los niños sociabilizan, otra opción son los “WorkShop”, donde los niños pueden ejercer algunas disciplinas artísticas en talleres, como refuerzo de sus desarrollo cognitivo entre otras cualidades.

Socialmente los niños a muy temprana edad están siendo tocados o tentados con entidades para su educación infantil, con ofertas al por mayor, ofrecidas a través de una publicidad sesgada, sin sustento que da como garante el éxito para el futuro del niño.

La excusa natural y respuesta al momento de preguntar el por qué hay que ingresar a un niño a tan temprana edad, no presenta ni un ápice de duda en ese instante, de hecho la respuesta esta dada por la sociabilización que automáticamente se relaciona con el éxito y con la preparación temprana para que mientras más aprenda, mayor será su rendimiento a futuro, sin embargo, se reitera que esta edad es de los tres meses a los cuatro años.

¿Cuál es la real necesidad de que el niño vaya a alguna institución educacional a tan corta edad para sociabilizar?. Pues, ni siquiera la respuesta está avalada.

Por consiguiente, la responsabilidad y la educación de un niño no solo es un tema asociado a la ciencia experimental acuñada a un conjunto de métodos o habilidades, sino los temas que importan están relacionados por los valores y el amor familiar para que el infante pueda adecuarse socialmente.

Hay que recordar que la familia es una sociedad (pero acotada), y como tal, el infante sí aprende a comportarse en una sociedad pequeña y limitada, por tanto caerá como rebalse en su proceder que pueda adecuarse y adaptarse a una familia más grande y compleja.

Hace un par de décadas atrás en el consciente colectivo social, el kínder aparecía como el primer nivel para interactuar y como el principio de su educación.

Actualmente no existe un estudio que avale si eso es una falencia, ni tampoco se puede comprobar si el no haber tenido esos cursos anteriores es un problema, es más, las marchas y los proclamas estudiantiles de hoy, no hablan de falta de educación en los niveles que están bajo la vara de kínder, sino en el desarrollo que empieza desde ese nivel de transición, donde muchos niños llegan con una formación distorsionada de su familia, y como resultado de ese desorden familiar las instituciones del estado deben comenzar a enrielar lo que no se hizo como familia a esa corta edad.

Ahora, teniendo como antecedente el desorden en los primeros años, y la incapacidad de las instituciones públicas para enrielar al niño, los problemas de responsabilidad comienzan a alojarse en donde la mejor educación se debe pagar, y por tanto, la apuesta del estado es subvencionar, que sin la debida fiscalización lo que trae consigo es la brecha social actual.

El resultado es finalmente que los padres terminan buscando colegios pagados para que se hagan responsables de la educación, y así éstos terminan ocupando el máximo de  su tiempo en el trabajo y no en el niño.

En la práctica, es muy difícil comprobar que los cursos anteriores a los cinco primeros años de vida sean relevantes para un infante (en cuanto al establecimientos educacional), porque los estudios asociados -como método científico- tendrían que tener registros de por lo menos 100 años de estadísticas, y por ende sustentar que la educación infantil es buena para la sociabilización del niño, no tiene sustento empírico.

El otro factor, que es sinceramente más real, es la integración de la maquina económica, que sumerge a ambos padres en un círculo alienado de proveer el más adecuado sustento con el fin de mantener un hogar donde vivir, entonces la solución a mano es que ambos decidan alojar sus mayores esfuerzos y tiempo para costear la educación y no precisamente para educar ellos mismos a sus hijos.

Si bien, alguien podría o no estar de acuerdo en dedicar el cuidado y el vivir cotidiano en los primeros años del infante, por lo pronto esto no ocurre.

Es sorprendentemente extraño que las madres o padres se queden en la casa a cuidar de los niños, la sociedad se ha sumergido en una velocidad donde, al parecer, el tiempo dedicado a la propia especie se subsidia en servicios y no en la crianza y el compartir familiar.

Producto de lo anterior es que finalmente la excusa de la educación infantil se esconde bajo luz del discurso de buena educación y la potencial sociabilización de los métodos científicos hacia los niños, donde se descuida lo más importante que es forjar a un ser humano y a su espíritu a través de la familia.

2 Responses to Educación infantil sociabilización o necesidad creada

  1. José Reinaldo Godoy Castillo noviembre 15, 2015 at 11:40 am

    Distinguido señor: concuerdo plenamente con sus afirmaciones, soy profesor (Jubilado) condición que considero que la perderé el día que muera.
    Creo que la confusión de la familia también pasa por el hecho de no tener claro los conceptos de: “Educación” cuya encargada es la familia y los medios de comunicación y la “instrucción” cuyo encargados son los establecimientos educacionales, los textos, ..
    El hecho de matricular a tan temprana edad (meses) a los hijos sin cumplir los irrenunciables deberes de protección, alimentación materna, y la entrega/recepción de calor y cariño humano.
    El resultado de esa cultura salta a la vista, a tal extremo hay carencia de cariño, que el respeto y obediencia no existe entre padres e hijos, a tal extremo que los padres carentes de afectos de parte de sus hijos crían mascotas, a las cuales si le entregan: cariño, cuidados, acompañamiento, salón de belleza, medicina veterinaria, trajes, …. Ojo e intentado hacer ver la situación descrita, pero la respuesta no es la deseada. Por lo que concluyo que estamos sumergidos por una cultura: huachaca, como la que describe don Pablo Hunneus, en su libro el mismo nombre.

    Responder
    • Piojo Chile noviembre 15, 2015 at 2:43 pm

      Gracias por leer y comentar José, se agradecen sus palabras, saludos

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube