Al Fondo a la derecha

Al Fondo a la derecha

Al Fondo a la derecha

Cada día se hace más patente la idea de que sólo es conveniente hacer publicaciones o declarar en cierta medida lo que nos conviene y no lo que nos pueda perjudicar.

O en definitiva, crear alarmas a la población, y como dice Andrés Calamaro “…borran con la mano, lo que ayer se escribió con el codo…”

Hoy en día tenemos un problema de marca mayor que no hace ruido porque simplemente a quienes dirigen el país no les importa o simplemente no es un tema relevante.

Encuestas, estudios, mediciones, y todo lo que nos puede llevar a obtener cifras y números, nos indican que cerca del 40% de las clases de Educación Física no se están realizando en la actualidad, debido a la suspensión de clases, a que en los colegios van a ocupar el gimnasio para un acto cívico, visita de autoridades, ferias científicas, ferias de Educación Superior, ensayos de PSU, Pruebas SIMCE, etc.

Otro de los problemas aún más graves, es que hasta el día de hoy sólo es obligación de un especialista de Educación Física desde 5to año Básico en adelante; en la etapa Pre-escolar y Primer Ciclo básico, esta asignatura la desarrolla el profesor jefe o quien tenga las ganas de realizarla de buena forma, salvo en algunos establecimientos educacionales en donde sí hay un especialista realizando Educación Física a 45 niños y niñas por sesión, desarrollando actividades en donde existe una Baja Frecuencia de Participación (BFP), por ejemplo, realizar lateralidad con un balón, en donde los chicos(as) repiten el ejercicio 3 o 4 veces, donde se demoran 30 o 45 segundos en realizar el circuito y luego esperan entre 3-4 minutos para volver a realizarlo.

Las clases no se están cumpliendo, las metodologías no están funcionando, los horarios no se cumplen, la intensidad y gasto energético es extremadamente bajo, con apenas 14 a 15 minutos de lo que dura la clase.

Nuestro país requiere formar profesores de Educación, especialistas en pre escolar, adolescentes, primer ciclo básico, adulto mayor, en fin, necesitamos que ese profesor sea un excelente motivador que invite a los alumnos a descubrir, explorar y ejecutar; eso es lo que hay que despertar en un niño(a).

Otra anomalía entre las grandes que rigen nuestra actividad es el SIMCE de Educación Física, el cual sólo mide Condición Física, nada más.

Este SIMCE, implementado en su mayoría no precisamente por profesores de la especialidad, sino más bien por médicos (algunos relacionados con las Ciencias del Deporte), no sirve para medir índices de calidad de la Asignatura; lo único que mide es CONDICION FISICA de alumnos de 8º año básico, una edad en donde la pre-adolescencia es factor clave, y los cambios fisiológicos de cada niño y niña complican cualquier medición estándar debido a que no todos los alumnos a esa edad tienen el mismo biotipo.

Los colegios siguen dándole prioridad a rendir un muy buen SIMCE y potenciar Lenguaje y Matemática, mientras quienes estudiamos Educación Física seguiremos siendo el patio trasero.

 

Francisco Javier Alonso González
Profesor de Educación Física
Deportes y Recreación
UCSH 2002

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube