La muerte del signo: antecedentes, ejemplos y resultados

La muerte del signo: antecedentes, ejemplos y resultados

La muerte del signo: antecedentes, ejemplos y resultados

El miércoles 17 de diciembre, dos de las rivalidades ideológicas más estereotipadas del mundo alcanzaron un acuerdo histórico.

Cuba y Estados Unidos han decidido volver a  establecer relaciones diplomáticas. Recordemos que estás fueron quebradas en el periodo de la guerra fría. Dentro de este periodo se destaca la crisis de los misiles de 1962 que tuvo al mundo al borde la guerra nuclear. Pero esta no es la única oportunidad que Estados Unidos y Cuba se han cruzado.

Haciendo un poco de historia Estados Unidos ocupo la isla por primera vez en 1899 hasta el 1902 e inclusive se tomó el derecho de agregar la enmienda Platt a la constitución cubana. En esta Estados Unidos se autoriza a intervenir militarmente en Cuba cuando lo estime conveniente.

Por lo anterior y la posibilidad de volver abrir una embajada en la Habana “La implicación de EE. UU. Será de carácter fundamental siempre que corresponda e incluirá un apoyo continuo y sólido que perseguirá la mejora de las condiciones en materia de derechos humanos y la implementación de reformas democráticas en Cuba, además de otras medidas dirigidas a promover un mejoramiento de la situación para el pueblo cubano”[1] Y en mi opinión la verdadera motivación de este acuerdo queda expresada con la siguiente cita “Se efectuará un aumento de los niveles de las remesas de $500 a $2,000 por trimestre para las remesas de donativos para ciudadanos cubanos (quedarán excluidos ciertos funcionarios del gobierno o del partido comunista); y las remesas de donativos para proyectos humanitarios, apoyo al pueblo cubano y actividades de respaldo al desarrollo de empresas privadas en Cuba ya no requerirán una licencia específica”[2] El concepto de liquidez de Bauman es aplicado al capital.

Más allá de cualquier compromiso ideológico, moral o ético, me llamó la atención hacer el cruce con una reflexión hecha por el filosofo y sociólogo francés Jean Baudrillar “ Una vez hecha desaparecer toda trascendencia, las cosas no son más de lo que son, y tal como son, son insoportables. Han perdido toda ilusión y se han vuelto inmediata y completamente reales, carentes de sombra y de comentario. Y, al mismo tiempo esa realidad irrebasable ya no existe. Ha perdido razón de existir por cuanto no se intercambia más por nada ni tiene ya ninguna contrapartida” [3]Asistimos al fin del simulacro y nos hundimos en la Realidad Integral.

Pero este paso no fue de un día para otro, para que Cuba tenga un acuerdo con Estados Unidos, debieron morir cierto elementos que conforman el mundo de lo abstracto. Estos abstractos son parte de nuestra vida diaria, es más en este mismo momento puedes estar operando en sus dimensiones.

Haré referencia a dos conceptos que han muerto, el primero fue asesinado por la psicología, me refiero a los sueños, estos son explicados como una exudación del inconsciente propio. Con esto se elimina todo carácter profético y divino de los sueños, sacamos del escenario al Héroe que conversa con la noche y está le revela un suceso futuro. No existe el sueño, solo la realidad integral. Lo mismo sucede con este acuerdo, el sueño del paraíso para quienes no comparten el estilo de vida capitalista ha caído. Cuba una isla en el Caribe era la encarnación perfecta del paraíso comunista/socialista y hoy abre sus puertas al icono de la banalidad y a la idea del consumismo como validador de la existencia del individuo.

Y el segundo asesinato es el del signo, este abre la puerta a la Realidad Integrada. La época de los simulacros quedo atrás. El asesinato del signo queda plasmado en el fin de las metáforas, ya no existe un significante y un significado. Hoy todo es real, nada puede existir en la imaginación, porque el positivismo ha tomado por misión realizar todo pensamiento abstracto. No más fabulas, leyendas o parábolas “Hemos perdido el signo y el artificio en provecho de lo real absoluto. Hemos perdido a la vez el espectáculo, la alienación, la distancia, la trascendencia, la abstracción: todo cuanto nos separaba todavía del advenimiento de la Realidad Integral, de una realización del mundo inmediata e inapelable”[4] El lenguaje sólo es la forma de comunicación, es instrumentalizado y se transforma en algo funcional. El lenguaje son palabras conectadas que entregan información. Bajo lo anterior: ¿Puede existir la poesía?

El acuerdo ente Estado Unidos y Cuba, último bastión de la oposición al paradigma capitalista, ha derribado el significante y el significado de Cuba. En esta operación Cuba es una isla en el Caribe, eso es lo concreto, lo real y lo inapelable. Pero su significante es un lugar en el mundo que se detuvo en el 1962. Un lugar en el mundo dónde se vivía una realidad paralela al capitalismo. Un lugar en el mundo dónde quienes creían en una ideología podían afirmar su identidad. Todo queda resumido a un pedazo de tierra rodeado por mar frente a las costas de Miami.

Con el advenimiento, todos los cubanos se vuelven operadores en el capitalismo. No existe ya la posibilidad de no estar en el sistema capitalista. Nadie está fuera de él. El último posible depredador del capitalismo era Cuba. Así también los últimos depredadores de la Realidad Integral (sueños, metáfora, signo, imaginación) han caído. Se acabaron las opciones o estamos con el sistema o estamos con el sistema, no hay Dios que nos salve, ya que fue asesinado por el positivismo. Al no existir Dios tampoco hay trascendencia. Todo se vuelve enfermizamente concreto. Con lo anterior ya es innecesario todo aquello que nos hacia humanos. ¿Qué son las artes, la literatura, la filosofía, la semiótica y otras disciplinas sin el signo, sin la imaginación sin una doble verdad? Veámoslo  a través de la filosofía oriental, hoy sólo existe el Yang o el Yin según el cristal con que se mire.

El sistema ha ganado su última batalla ¿Cuál es la última respuesta que queda? Esto mismo ha ocurrido con la democracia, en todos los sectores políticos han decidido operar en un capitalismo, unos lo hacen abiertamente y otros lo disfrazan con medidas tibias en torno a la seguridad y equidad social. Y finalmente: ¿Qué viene después de la Realidad Integrada? En mi opinión, el total vaciamiento de la existencia, ni operados, ni operadores simplemente parte de la decoración del mundo o quizás operadores en la Realidad Virtual.

Mauricio Alejandro González Seguel.

Twitter: @gmauricio554
Columnista en www.futbolchileno.com

Periodista y diplomado en comunicación interna.

Bibliografia
[1] http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article4557559.html#storylink=cpy. (18 de diciembre 2014)

[2] http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article4557559.html#storylink=cpy. (18 de diciembre 2014)

[3] Baudrillard, Jean. “El pacto de lucidez o la inteligencia del Mal”. Editorial Amorrortu. Bueno Aires, Argentina 2008. Pág. 20

[4] Baudrillard, Óp. cit. pág 61

2 Responses to La muerte del signo: antecedentes, ejemplos y resultados

  1. Kerstine Diciembre 23, 2014 at 11:57 pm

    La cosa es, a mi modo de ver, que lo que era igual de irreal e irreconciliable, amén de inútil y fracasado, era el paradigma del comunismo como algo “distinto” al infame capitalismo… dado que REALMENTE… ¡ES LO MISMO!…El comunismo no es más que un piche capitalismo pero, de la elite del partido único de gobierno que, a la postre, sustituye a la figura del “Estado”… el capitalismo es la prelación del capital por encima de cualquier otra consideración humana pero, atribuida únicamente a la elite de un pequeño grupúsculo con poder económico que igual maneja a esa entelequia llamada “Estado”… En pleno siglo XXI y tan avanzadas como están hoy en día las ciencias sociales, resulta baladí que aun sigamos hamaquéandonos entre dos filosofías y religiones totalmente arcaicas y del siglo de la pera… ¡avancemos, por favor!

    Responder
  2. Mauricio Diciembre 30, 2014 at 12:42 pm

    Claramente el enfoque es lo que cambia en estos dos paradigmas, pero más allá de lo concreto, apunté a la muerte de un componente y formador de cultura como lo es el signo lingüístico. En mi opinión este es la base de cualquier forma artística, puesto que la doble significancia es elemental para el arte. Segundo la realidad integrada plantea un aquí y un ahora, deja de lado cualquier posibilidad de trascendencia para el ser humano. Para quienes son más pragmáticos la trascendencia no es importante, pero para quienes intentan y piensan en algo más, me parece que esta es vital. No sólo hablo en términos materiales, sino también inmateriales.
    ¨Aunque supiera que el mundo se acaba mañana, aún así, hoy yo sembraría un árbol¨ – Martin Luther King

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube