Cuicos y Flaites relación de amor y odio

Cuicos y Flaites relación de amor y odio

Cuicos y Flaites relación de amor y odio

El lenguaje en la cultura de la sociedad chilena y su brecha social han proporcionado pseudónimos para los perfiles concebidos desde estratos sociales extremos.

¿Pero que los hace distintos y tan iguales? para terminar contraponiendolos casi mezclándolos en sus cualidades y características a través de experiencias del vivir diario que les trae como consecuencia una relación contingente de amor y odio.

Estos dos personajes de la sociedad chilena actualmente son fácilmente identificables, su presencia es notoria y entre ellos su rechazo es evidente. No obstante en el fondo son muy similares y proclives a los mismos gustos y temas transversales que los afectan de distinta forma pero de igual fondo.

El termino flaite es un vulgarismo chileno sinónimo de cuma, punga, poca clase, rasca, roto, donde se les asocia a personas pertenecientes al lumpen con características vulgares y socialmente inadaptadas, rodeados de música y vestimentas con características de riqueza superficiales, pero de vida fácil entre mujeres, autos y joyas.

Sin embargo tiene su antagonista y homologo, el cuico, se presenta como aquella persona asociada al chilenismo peyorativo como eslogan de clase alta mayormente segmento abc1 con una supuesta descendencia de alta alcurnia y muestra de ostentación.

La estética del flaite propone una faceta de falsa y superficial aspiración, donde la ropa de marcas de alto precio y de reconocidas marcas auspician el vestir,  pensando en empatar el presupuesto que podría tener un cuico al vestir con alto presupuesto para malgastar pero con un gusto forzado, lo que emana como resultante una falsa fachada anteponiendo imagen exacerbada como garante de presencia y respeto.

En la infancia los cuicos comienzan a probar el sabor del poder auspiciado por dinero y por nanas a su merced o personas a su disposición para servir sus gustos, comienza el camino de la frialdad y el desprecio, por otra parte el flaite en su etapa callejera y de hacerse fuerte prueba la crudeza de imponer el miedo a través de armas.

Mas tarde, los jóvenes cuicos en su estética tienden a representar a aquella persona de bajos recursos, con pantalones usados ropa usada, ancha, evitando las marcas y toda posible opulencia que pueda demostrar, aunque generalmente a lo largo de su vida su color de piel,  ojos, pelo y su forma de expresar los delata.

Lo curioso es que ambos de distinta e intuitiva forma en su juventud llevan su estética a realidades opuestas queriendo aparentar lo que el antagonista debería ser en su estrato y estatus, sin embargo los resultados auspician y aumentan aún más su perfil e identidad propia de cuico o flaite por su sobre dimensionada empatía.

La demostración de poder así mismo, para ambos es un tema relevante, los cuicos por su lado transmiten capital a través de sus redes de contacto alcurnia y manipulación a través de sus riquezas siempre sigiloso oculto en las altas esferas de corbata, por otra parte los flaites demuestran el poder con estado físico, en apariencia con riqueza, joyas, armas y escalafón delictivo, experiencias de cárcel y muertes a su paso.

En diversas ocasiones el robo minorista lleva el cuico por diversión a probar suerte de su inmunidad del sistema, en cambio el flaite lo hace por la necesidad y práctica que convertirán su trabajo en formal y naturalizado.

Mientras el flaite puede caer a la cárcel y manipular la justicia una y otra vez por conocimiento del sistema, el cuico lo manipula  a través de contactos y dinero, lo que gatilla en la práctica que ni el uno ni el otro obtenga una condena cuasi definitiva.

En el ambito de la diversion, el cuico se entretiene con fiestas electrónicas, fiestas privadas, donde la accesibilidad a tales eventos es reservada, auspiciada con alcohol de buena marca y drogas, pero por sobre todo busca la privacidad, el flaite por otra parte asiduo a las drogas y el alcohol busca demostrar su diversión en su vida expuesta y por sobre todo hacerla pública.

En el sistema de transporte los flaites revisten su automóvil con accesorios tipo película de Hollywood pero a la Chilensis, mientras que el cuico solo se ciñe a lo adquirido con bastantes recursos sin cambiarle absolutamente nada para que mantenga su aspecto de recién comprado en el efecto de mostrar poder económico.

En las familias ambos comparten el mismo sentimiento de ausencia, en un caso con padres empresarios sin tiempo para dedicar, remplazando cariño por dinero, en el otro caso con padres en ocasiones encarcelados o mafiosos, que reemplazan cariño por el duro camino de la calle.

En Chile en una sociedad polarizada, ambos representan lo más criticable de la sociedad chilena, demuestran como las brechas de desigualdad y equidad han aumentado durante los últimos años, como la impunidad de ambos extremos en términos de delincuencia se ha flexibilizado y denotado las antiquísimas leyes que nos han de gobernar.

En educación las diferencias de colegios y por sobre todo las redes de contactos se han enriquecido y se han hecho fuertes adquiriendo más poder para mantener las grandes arcas familiares o el reconocimiento en las poblaciones.

Lamentablemente estos personajes extremos, los cuales poco aportan al avance del país y que se presentan algo así como la lacra marginal que no necesitamos, aprietan a los sectores medios dándole estoques a ambos costados, por un lado la delincuencia, por otro manipulación económica.

En general cuicos y flaites obedecen a los mismas necesidades, como polos opuestos ven su reflejo antagonista permitiéndoles aumentar su disparidad, falsa estética realidad y su poder de herencias familiares.

En el fondo cuicos y flaites se aman y se odian, son reflejos, se ríen de ellos cada quien por su lado, aunque emocionalmente saben que la misma crueldad que los ha formado ha ambos es innegable y poco podrán alejarse uno del otro, porque se han forjado configurándose entre ambos y se refrescan cuando se encuentran frente a frente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube