Chilenos Sordos Habladores y Mirones

Chilenos Sordos Habladores y Mirones

Chilenos Sordos Habladores y Mirones

Los Chilenos en distintas circunstancias y diversos eventos parece que actúan efusivamente, con curiosidad, incontinencia verbal y con espasmos a divisar hechos, sin previo aviso, donde la formulación de preguntas un poco torpes sobrepasan el dialogo, en un sin fin de actitudes anquilosadas en la cultura del chileno que lo caracterizan.

Sordos

El chileno no escucha, no le gusta, no sabe y no lo intenta, es notorio en discusiones y debates, no está acostumbrado, no tiene ni la educación ni ha formado la cultura para hacerlo, se ve a diario en condiciones de disciplina, que no escucha ordenes, no pone atención, escucha lo que quiere escuchar, eso da pie a lo obstinado y terco.

Una de las formas de aprender a hablar es escuchando, si no se aprende hablar no poniendo atención y no dejando hablar, es poco probable que se mejore la forma de expresarse.

Es importante poner atención, intentar entender lo que se escucha para interpretar, escuchar música, entender,comprender, afinar su oído, ampliar la gama de conocimientos auditivos para sentir nuevas frecuencias para que de cierto modo su atención y el ruido le causen molestia, para que pueda filtrar y aprender a hablar.

Por que a decir verdad para que los sonidos continuos y planos son los preferidos de los chilenos, de tal modo se instalan modas con tres compases iterativos, donde el oído no necesita esfuerzo alguno para matizar. Por otro lado, el espectro musical de los chilenos es corto y reducido, en términos generales la musicalidad de las personas no varía, por lo que termina camuflándose en lo fácil, vano y cómodo.

El tono de los chilenos es plano y neutral, sin potencia, sin fluidez y hasta el momento el lado optimista que por su condición de neutralidad solo sirve para doblajes de películas y televisión para Latino América, aunque los personajes principales son en su mayoría mexicanos por su simpatía.

Mirones

El chileno no lee, no presta atención a las señales, la cultura de la lectura no es de lo mejor, por no decir nefasta, los libros son caros y la precaria educación tampoco ayuda a incentivarla.

El arte parece ser solo una cuestión solo de la élite, las formas artísticas corporales, pictóricas o esculturales no son precisamente algo para apreciar por motivación propia, se requiere algo así como una muñeca gigante o un humilladero en masa para llamara la atención y afinar mirada.

En general los niños no tienen bibliotecas en sus casas salvo con suerte los libros propios del colegio arrumbados en sus habitaciones, pero en casa no tienen una biblioteca donde puedan incentivar su lectura ni por curiosidad, para jugar con libros de arte, música, literatura u otros.

Antiguamente las familias oligarcas tenían grandes bibliotecas como señal de ilustración de la cual generaba estatus a la familia y un futuro docto adornaba la casa.

Los chilenos son mirones, no hay lugar donde no se para un chileno ante algún accidente cuando sucede algo, su aporte es nulo, pero su vista puede estar pegada durante horas, alguien puede estar pidiendo ayuda, pero lo de solidario es reemplazado por no querer perder ningún momento de la acción.

Los cafés con pierna no son más que el producto de la conducta, con luces bajas pero no muy bajas, altas pero no muy altas, como que se puede ver pero no tanto, pero si algo se muestra, bienvenido sea.

La televisión y su miseria creativa dan cuenta de esta característica del chileno alimentándolo con dulces para su pobre conducta. Si tan solo el chileno fuese observador y no mirón podría rescatar muchos elementos para su comprensión y entendimiento del mundo que los rodea, mejorar su forma de actuar y por ende su actitud sería más activa y no tan pasmada.

Por eso es que la apariencia del chileno le resulta importante a la hora de mirar, porque se queda en lo vano en lo superficial no aspira mas allá de la etiqueta.

Habladores

Los chilenos hablamos, en muchos casos de más, porque no escuchamos, no leemos y por tanto no interpretamos las órdenes adecuadamente y no expresamos ideas u opiniones de forma espontanea y fluida.

En la mayor parte de las ocasiones de reunión nos cuesta sociabilizar con otras personas, porque no escuchamos, hablamos primero y hablamos mucho, sobre todo aquellos que con un fin exitista intentan mostrar todos sus logros tirando los diplomas en la mesa antes de pronunciar su gracia.

Interrumpe la conversación cuando no corresponde, no piensa, pareciera que tiene incontinencia verbal, sino mire a la mayoría de los políticos, no responden absolutamente nada de los que les preguntan, cortando una palabra de dos silabas como en cuatro para parecer mas intelecualmente capaz y hábil, ciertamente el lenguaje político esconde mas de una patraña, por eso que es importante escuchar, para poder hablar en su justa medida y hablar cuando corresponde.

En ocasiones el chileno habla tanto que promete y luego no cumple, luego se contradice y luego lo desmiente, todo esto por hablar y hablar sin antes pensar lo que se va a decir.

Al Cierre

En resumen, todo lo anterior debiera cambiar si nos esforzamos en las nuevas generaciones, para mejorar, para que los jóvenes puedan opinar con fundamentos, con buenas palabras, de forma inteligente. Hablar bien significa utilizar las palabras adecuadas para poder comunicar mejor, si las palabras son adecuadas básicas y sencillas la potencia de la comunicación y el pensar de la comunicación entre el emisor y el receptor es mas rica y sustentable.

Esto es importante ya que el lenguaje es parte de la cultura, así mismo el escuchar. Se debe mejorar y distinguir lo real para que el lenguaje complementado con la observación denoten y doten una realidad mejorada para lograr un mayor nivel de traducción e interpretación del mundo que nos rodea.

Personas Twitter
Equipo Revista Piojo.cl Autor
@PiojoChile
Cristian Vásquez Diaz Edición
@PiojoChile

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de…


Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube