Retrospectiva educacional tiempo mal educado

Retrospectiva educacional tiempo mal educado

Retrospectiva educacional tiempo mal educado

El proceder de la educación chilena en estos últimos 40 años ha sufrido algunos cambios, resultados que son evidenciados en los ciudadanos actuales.

Hace décadas atrás, la enseñanza básica subsidiaba a los niños de barrios que llegaban directamente a primero básico sin saber leer a, llegaban saltándose Kinder y Prekinder. En la actualidad es prácticamente difícil que ocurra, ya que los padres delegan a temprana edad a niños por temas económicos, comenzando por la sala cuna, jardín, pre-kinder, play ground, kínder, en fin, padres modernos que trabajan y optan por destetar al niño de la vida familiar a temprana edad.

Colegios mayormente municipalizados, cuya brecha económica era amplia por sobre el ingreso a colegios privados con acceso de selección familiar, conservadora, política y empresarial.

En general, en la enseñanza básica, en algunos caso sexto, era el curso donde se decidiría si se estudiaría desde séptimo en liceos o llegaría hasta octavo, para luego comenzar los próximos cuatro años de educación media, esta decisión tenía que ver con el futuro aspiracional de la gran mayoría de las familias y por sobre todo los recursos para sustentar aquel estudiante.

Chile en los 80’s vivía tiempos difíciles, con altos números de cesantía y una gran escases de técnicos o profesionales con conocimientos de herramientas tecnológicas de esa década, por tanto el gobierno impulso la creación de liceos politécnicos e industriales, para que los estudiantes que egresaban de la educación media salieran con un título y así poder trabajar, si es que no quedaba en la universidad tras la Prueba de Aptitud Académica (PAA) o por recursos económicos.

Mientras tanto, se debe entender que el nivel educacional y las bases económicas que la sustentan, las familias oligarcas comprende que el camino luego de la enseñanza media era la universidad.

La mirada del gobierno de la década sabía que, gran parte de los jóvenes luego de estudiar en liceos humanistas y bajo las condiciones monetarias, era muy poco probable que continuara en una universidad, de no ser por una beca.

Por tanto, la elección de algunos jóvenes y familias al ver la posibilidad de salir con un cartón o título técnico luego de salir de la enseñanza media no era mala opción frente a la posibilidad de quedarse botado en la calle sin universidad y sin título profesional, o al menos ese era el discurso de esos años.

De todas formas, el estudiante que cursaba en un politécnico o industrial, la verdad tenía muy bajas probabilidades de quedar en la universidad, ya que los contenidos y la potencialidad de exigencia de la PAA para entrar a la universidad era nefasta, cantidad de contenido que no alcanzaban a ser pasados en clases, tampoco era la prioridad, ya que politécnicos como industriales tenia foco en sacar profesionales técnicos al mercado.

Una opción era la de preuniversitarios, para hacer un paralelo, pero el dinero para jóvenes de barrio no era abundante y por ende, solo quedaba conformarse con el título que tendría al terminar la enseñanza media.

Años más tarde, muchos de aquellos técnicos egresados de la educación media, vieron la posibilidad de seguir avanzado y hace cursos intermedios de dos a tres años, mientras trabajaba, normalmente analistas o asistentes con un mayor grado al obtenido en la enseñanza media, pero muy inferior a la enseñanza superior.

En Chile la alta demanda por ejercer en liceos politécnicos e industriales trajo consigo la saturación de técnicos en el mercado.

Junto a este fenómeno, los centros de formación técnica e institutos vieron ahí el negocio para la consecución de estudios de forma vespertina y que al poco andar, las universidades comenzaron a evaluar la idea de complementar aquellos jóvenes que necesitaban de un título mayor, más especializado y que les daría la posibilidad de pagar una carrera completa con grado de ingeniería sin mediar prueba de aptitud y más encima en horarios vespertinos.

El gobierno aprobó los programas escolares de los centros de educación técnica, institutos profesionales y universidades, que comenzaron a ofrecer a estos jóvenes que no pudieron entrar a la universidad luego de cuarto medio y que tuvieron que trabajar, la posibilidad de pagar una carrera universitaria mientras trabajaban.

En términos generales, ¿Qué ocurrió al poco tiempo?. Los establecimientos educacionales de enseñanza superior se convirtieron en una industria para sacar y sacar ingenieros y técnicos.

Al pasar la década, el mercado se comenzó a llenar de ingenieros, pero aun no en su totalidad con grados de licenciatura y con años menos de estudios superiores

Que ocurrió, los ingenieros no eran más que los antiguos técnicos, el nivel de sueldos bajó considerablemente por la oferta y la demanda, además,  la industrialización de la educación bajo su calidad en los contenidos y profesores. De hecho los profesores en muchos establecimientos universitarios e institutos no eran pedagogos y no tenían un nivel de magister o doctorado, para el caso de los ingenieros, en su mayoría eran trabajadores con experiencia en los rubros relacionados con ciencias y tecnologías.

Años más tarde, con la inundación de profesionales universitarios, la industria educacional ofrece a sus alumnos la consecución de magister y doctorados como un combo todo en uno para marcar la diferencia en el mercado.

En el caso de algunos universitarios, vieron la posibilidad de estudiar en el extranjero, se dieron cuenta que al ir a países normalmente europeos generaba un estatus, hacer dos años y volver, llegaban como semidioses, mostrando sus postítulos españoles.

Mientras tanto la Oligarquía Chilena siguiendo su tradición, haciendo uso de establecimientos privados, sus hijos estudiando en universidades emblemáticas, algunos entran por méritos otros por bueno pituto, para luego ir al extranjero a seguir estudiando.

En la actualidad se buscan profesionales con más de una carrera, de universidades emblemáticas con postgrados, magister y doctorados en las mejores universidades extranjeras, sin embargo, para poder realizar todos estos estudios se requiere de capacidad intelectual y por supuesto los medios económicos y redes de contacto para que pueda ser efectivo y para ello solo se puede dar con variables difíciles de reunir.

Chile es un país que ha mejorado, sin duda, pero también las brechas educacionales que se han generado son tremendas, los accesos a educarse en establecimientos es mayor, pero no tiene ningún sentido si la calidad que imparten es un desastre.

Mientras tanto la Oligarquía Chilena sigue educándose si tener inconvenientes.

Durante estas últimas cuatro décadas, el país se ha preocupado de modelar a los sectores con menos acceso a la educación con perspectivas de una masa trabajadora y no se ha preocupado de educar a los ciudadanos del país con la calidad merecida para que el país crezca en igualdad de pensamiento, para que las personas comiencen a ser autónomas.

No sacamos nada con tener gratuidad universal si la calidad y el acceso no son universales ni menos garantizados.

3 Responses to Retrospectiva educacional tiempo mal educado

  1. Freddy febrero 9, 2015 at 7:23 pm

    Que buena columna, muy directa y realista.
    un clara vision del desastre y el negocio de la educacion en Chile, como sacamos titulados a la calle como si fuera el aporte a la comunidad con el pan del dia.
    pan.

    Responder
  2. Pingback: Estudiantes copiando ¿Con qué ética y moral se juzga? | Piojo.cl

  3. Pingback: Revista Piojo.cl Resumen 2015 - Primera Parte de 2 | Revista Piojo.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube