Comisión anticorrupción los recuerdos de Napoleón

Comisión anticorrupción los recuerdos de Napoleón

Comisión anticorrupción los recuerdos de Napoleón

Napoleón decía “Cuando quiero que una cosa se haga la hago, y cuando no quiero se haga nombro una comisión”

Con el cumulo de desconfianza y descredito de políticos y empresarios, la ciudadanía cada vez que se asoma a ver qué sucede, parece que el hedor a negocio mal habido emana, un cansancio generalizado y un palo en la cabeza a cada espectador, que hace resonar en su cabeza el aprovechamiento e injusticia.

En los negocios de la vida no es la fe lo que salva, sino la desconfianza

Porque los ciudadanos están cansados y a su vez sienten que deben tener en la plaza a los infractores para lincharlos por su cuenta dado el sentimiento de impunidad, no obstante, este sentimiento debe ser sumergido en el ámbito de la política, no basta con la desconfianza si no se ocupa como voluntad en las clases subalternas para hacer política y comenzar a cambiar las camadas de la clase política enquistadas en el duopolio.

Hay que desplegar más energía en los asuntos administrativos que en la guerra

Sumando a ello la guerra entre los sectores políticos que parece estar desatada mucho más que antes y por consiguiente las redes de contactos están como perros olfateando si hay alguna irregularidad como forma de aminorar los golpes de la asociación entre política y dinero, o la ya bullida propuesta del empate.

Nada puede ir bien en un sistema político en el que las palabras contradigan los hechos

En conclusión, el gobierno procede a tomar acciones, ha de crear una comisión anticorrupción que en el discurso resuene como la solución a todos los males que han caído sobre el amplio espectro de la clase política, cuya conformación viene legitimada por los pergaminos académicos que ostentan quienes la componen, aunque ciertamente la comoposición de aquella dicta de una verdadera solución para los problemas de arrastre que trae consigo la clase política.

La falta de personajes del sector social y representantes de la ciudadanía y la existencia de amplio personal técnico, hacen parecer que nuevamente nos están dando placebos que perturbe momentáneamente a la ciudadanía.

Una cabeza sin memoria es como una fortaleza sin guarnición

No basta con el pergamino técnico que encamine las declaraciones de intenciones de la comisión, no basta con la discusión de los asuntos de última hora, sino hacer memoria, hay que parar, reflexionar, pensar, detenerse para conducir al país en la dirección que le permita encontrar el tiempo perdido y de sopetón mitigar el precario habitar de la legislación actual con el fin de evitar en el futuro la bola de nieve que se viene armando sin parangón.

Los soberanos deben perdonar las faltas y no olvidarlas jamás

La historia de Chile ya no se puede cambiar y por tanto se debe aprender de ella, con sus errores y aciertos, lo importante aquí es construir, es cierto, no se han podido descanzar y aceptar  mientras no se juzgue y siga la impunidad, no se puede perdonar mientras los que fueron parte sigan queriendo tapar con tierra lo vivido, por supuesto que hay avanzar, pero no se puede olvidar jamás, porque de ello justamente es de lo que se debe aprender para poder aceptar, asentir, dialogar, juzgar, condenar, aprehender para construir.

El poder radica en la apariencia del poder

Finalmente, la comisión, con un dejo de representación de poder operante, solo recomendará mas no concluirá ni constituirá, los escritos que serán entregados a la presidenta de la república podrán dar cuenta de cambios, sin embargo, el congreso es el encargado de legislar, aquellos que están cuestionados y que tanta credibilidad y confianza han derrochado, ellos, los de la clase política van a tomar los escritos para trabajarlos, agregar, quitar y modificar.

¿Usted cree que los resultados de la comisión irán a remediar el clientelismo y nepotismo del Estado, entre otras formas irregulares? ¿Y si lo hace? ¿Usted cree que habrá vocación y responsabilidad social de la clase política para que esta recomendación sea transformada, legislada y finalmente aplicada? Las dudas son legítimas.

One Response to Comisión anticorrupción los recuerdos de Napoleón

  1. Pingback: Revista Piojo.cl Resumen 2015 - Primera Parte de 2 | Revista Piojo.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube