Hacer Política la herramienta de contra Poder

Rene, estamos todos de acuerdo con el cacerolazo pero hay como cuatro post de lo mismo, si quieres comenta el post que esta mas abajo asi logras subirlo y promocionar

Rene, estamos todos de acuerdo con el cacerolazo pero hay como cuatro post de lo mismo, si quieres comenta el post que esta mas abajo asi logras subirlo y promocionar

Mientras el poder este cautivo y solo algunos estén dispuestos a hacer política, la clase política seguirá a salvo de restricciones, contraposiciones u otras formas de hacerle frente a las decisiones, intereses y por sobre todo las responsabilidades que le atañen.

En las familias se ha dejado de hacer política, a los niños se les ha censurado la posibilidad de hacer política, las juventudes no están ni ahí con la política, los adultos están desencantados de la política, los ancianos no creen en la política, al ciudadano ya casi no le interesa la política.

Parece que la clase política ha hecho un buen trabajo discursivo, le ha dado entender a la ciudadanía que la política es aburrida, no sirve, es mentirosa, no ayuda, es solo para los poderes del estado y por tanto el ciudadano solo debe reposar mientras que aquél que sabe de política pueda seguir haciendo el trabajo por los demás.

La debilidad de la educación ha dejado también como resultado la precaria motivación política de los estudiantes para ejercer opinión respecto a diversos temas que le atañen como ciudadano, la educación cívica se ha dejado de lado, se ha entendido como innecesaria y aburrida, finalmente el discurso de la clase política les han quitado a los ciudadanos una herramienta esencial para el contrapoder.

Por otra parte, la estratificación social en educación política ha dejado claro que el ámbito de acción en estratos altos de las familias politizadas es claramente hacer política, mientras que el resto de la sociedad se queda al margen, sin interés, quedando sometido a la voluntad de aquel que le guste hacer política, como si fuese una opción de gusto.

Para ello, es que es necesaria una homogeneidad cultural política, para que la ciudadanía ejerza su lenguaje político y pueda acceder con claridad al sitial donde se aloja al poder y contiene la clase política, para así pueda ser liberada de su prisión y se haga presente en el resto de las clases sociales.

Se debe potenciar la educación y sus programas, para que las nuevas generaciones ejecuten su accionar político en todo su espectro y tenga un rol participativo de su país, opinando, discutiendo y generando crítica para su propia construcción y desarrollo.

Los ciudadanos deben comenzar a hegemonizar el poder instituido arraigado en la clase política para instituirlo en el resto de las clases, generando una acción constituyente que permita la construcción del bien común.

De esta forma, el ciudadano al interiorizar y naturalizar su acción política, podrá convertirse en un actor consciente, construyendo un lenguaje común que le permita reflexionar y producir preguntas.

Una de las pregunta es ¿Que significa hacer política?

Por consiguiente, tomar el poder, tomar aquello que es de todos los ciudadanos, aquello que se tiene que democratizar y distribuir a lo largo de todo el país, aquello que debe estar presente al momento de mejorar las condiciones y calidad de vida de los ciudadanos, aquello que construye a la nación y la acción cultural, aquello que es fundamental para la comunicación.

Hay que romper el estigma de que la política la hacen otros, finalmente todos hacemos política en menor o mayor grado, para ello el peso de la idea está en la construcción de desarrollo que genera cada persona, aspectos teóricos y discursivos de cada quien con los grados de educación atingente, no se puede emitir una opinión si no es por antonomasia, política y por tanto el ciudadano está llamado a ejercerla como tal y no como un simple apodo.

La clase política siempre optara por reducir la idea de hacer política, ya que este es el elemento por el cual las personas pueden hacerle frente a la acción legislativa.

El contrapoder finalmente abre la posibilidad con su capacidad de ruptura, con la acción constituyente de los movimientos sociales que producen las clases subalternas de la sociedad, logrando que cada grupo emergente pueda comunicar de igual a igual su disconformidad respecto de un hecho social, para que el político no caiga en la falta de responsabilidad haciendo suya las causas convirtiéndolas en discursos cautivadores que solo apaciguan y disminuyen la representación del ciudadano.

One Response to Hacer Política la herramienta de contra Poder

  1. Pingback: Revista Piojo.cl Resumen 2015 - Primera Parte de 2 | Revista Piojo.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube