La Ludopatía y las máquinas tragadoras de ambición

La Ludopatía y las máquinas tragadoras de ambición

La Ludopatía y las máquinas tragadoras de ambición

La ludopatía es un concepto arraigado a las conductas psicológicas individuales que impactan en las relaciones sociales que pueda tener cada persona. La Ludopatía o Ludo manía (Del latín ludus, juego y del griego πάθεια, patheia, afección o padecimiento) es la adicción del individuo a los juegos.

La ludopatía actúa como un impulso irreprimible al juego, un descontrol de la conciencia que no lidia con acciones sobre las consecuencias como una dedicación compulsiva al juego, es por ello que es importante tomar en cuenta el impacto al entorno de un ludópata.

Desde hace un par de años el crecimiento espacial de las máquinas se han extendido por distintas comunas, posicionándose en negocios de barrios, galpones y sectores populares de comercio.

La propuesta de la maquina traga moneda roza la ley, concebida bajo el concepto de jugabilidad que se divide en azar y habilidad, tomando aspectos discursivos de la actividad, por una parte el azar pareciera estar legitimado con el uso de la tecnología a sabiendas que está controlado y por otra parte la habilidad, también a sabiendas que la destreza o supuesta habilidad no desarrollará al individuo sino es por una recompensa económica.

La industria de las máquinas tragamonedas es creciente, se desenvuelven en un mercado atractivo para los apostadores esporádicos y ludópatas en lugares populares, de fácil acceso donde se presenta la rápida oportunidad para hacer dinero fácil con pocos montos y acumulación hormiga.

Las preocupación del fenómeno de las maquinas traga monedas, es el impacto que produce en su entorno, el ludópata comienza creando conflictos y desprendiéndose de la realidad que habita, con el convencimiento de la posibilidad acérrima de ganarle a la vida -con las maquinas saliendo como mohos en la humedad- la tentación es grande, el ambiente en el cual se insertan estas máquinas es donde están las esperanza de salir de las preocupaciones económicas que rodean a las personas del sector día a día.

La esperanza de darle el palo al gato o al paso tener un poco más de dinero, son las escusas primeras con el fin de obtener acceso a alguna especie económica cuasi alcanzable, esto genera la ansiedad suficiente como para tener en mente opción de adquirir lo deseado. No obstante muchas veces termina el mismo ludópata, preso de su frustración y con la posibilidad de la revancha.

Cuando se completa el cuadro del ludópata, la sensación de impulsividad y obsesión son notorias, el entorno inevitablemente es afectado, sin el control adecuado y todos corriendo bajo el mismo pensamiento de escasez económica y por carriles distintos, comienzan las discusiones, desaparición de objetos y desentendimiento del mundo.

En ese momento es cuando un ajeno ha llegado a la casa, los familiares cada uno con sus problemas económicos normalmente toman la opción de arrancar o salir del medio para evitar la perdida material, en algunos casos la persona es ayudada, en otros abandonada, porque la mayoría no está dispuesto a perder tiempo con un vicioso y menos cuando está dispuesto a hacer lo que sea por conseguir algo más de dinero, solo para ver si en esta ocasión sale ganador y les demuestra a todos que tenía razón, que podía ganar.

Mientras tanto las maquinas siguen poblando los barrios, los negocios ven la posibilidad económica de sacar una tajada, el proveedor solo deja las máquinas y pasa a cobrar como un recaudador de impuesto del Medioevo. Las preguntas son claras ¿Porque no se instalan estas máquinas en los sectores pudientes de la ciudad?

Porque las esperanzas económicas de los sectores con menos recursos ven ahí, en esa máquina que acumula monedas la posibilidad de vivir un poco mejor, porque en alguna ocasión esa máquina le alegrará el día donde se vislumbra una gran posibilidad para poder “salvar el día”

El dinero, tan rápido como llega es como se va, construir educación económica es fundamental para la mentalidad de los niños, no caer en el circulo, ni caer en la fantasía de ganar dinero fácil, hay que entender que todo se gana con esfuerzo, es la única forma donde se logran resultados, el dinero llegará cuando el esfuerzo sea consumado, sin embargo, más allá de todas las variables país que implican para que alguien pueda alcanzar un sustento económico, lo importante esta en dar cuenta que al fin el cavo la ganancia siempre esta anquilosada en el desarrollo personal y que por mucho que se logre ganar dinero fácil o acumular riqueza, al final de los tiempos es nada si no se consuma en un buen ciudadano.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube