La sesgada y compulsiva ambición de la riqueza oligarca

La sesgada y compulsiva ambición de la riqueza oligarca

La sesgada y compulsiva ambición de la riqueza oligarca

Cuasi como pulsiones, las familias más acaudaladas de este país, continúan a diario acumulado y asechando más riqueza a cualquier costo, o al menos eso es lo que parece.

Durante toda la historia de este país, las familias oligarcas han dominado y han hecho crecer sus cumulo de riqueza a partir de su holgado capital y las influencias que manejan en su entorno colaborativo.

Si bien, el aporte de empleo con que han llevado su máquina de hacer dinero puede ser legítimo, en algunos casos traspasan los límites del buen vivir arrojando las industrias en lugares donde las personas de pueblo han pagado los costos de esa acumulación.

Esta acumulación ha puesto focos en los pilares fundamentales de este país, la minería, el agua, la agricultura, la pesca, etc.

En el caso de la minería, pudiendo ser en el caso del cobre un producto que le diera a nuestro país dividendos, aproximadamente el 30% con suerte de la riqueza producto de la extracción se queda en Chile –siendo un número bastante generoso por lo demás- donde las consecuencias ha traído consigo la sequedad de muchas zonas pobladas que van en aumento y donde en otros casos la contaminación indiscriminada de uno de los bienes más preciado por el hombre, el agua ha sido ultrajada.

Las forestales y las celulosas por otra parte, explotan la tierra y aromatizan los pueblos con hedores que ni aquellos de las geniales ideas de explotación aguantarían en las comodidades de su flojo cerebro mal oliente.

En la pesca, los grandes buques pesqueros han depredado el crecimiento de las especies, minimizando los tamaños y su calidad, dejando al pescador de la zona con los rastrojos que escupe.

No es de sorprender que años de extracción industrial en algunas zonas del país tengan como consecuencia la contaminado del agua.

Algunas preguntas resuenan con rabia y angustia sugieren una sola respuesta: ¿Quién hiso cargo el responsable? ¿Fue beneficioso para la zona la contaminación del agua? ¿Lo valió realmente? pues la respuesta sencilla es ¡No!

No contento con eso, cuando se seque y contamine el sector la decisión es migrar a otra zona y punto dejando a toda una comunidad sin hogar y más grave aun, enfermos.

La justicia tarda y muchas veces no llega y cuando llega las indemnizaciones a esas alturas son poco y nada respecto del daño que se ha provocado, el pago económico tras la justicia es marginal, miserable y no recupera lo perdido.

A pesar de todo lo anterior la acumulación vuelve a la carga en otro sector aboliendo como depredador todo a su paso -el sentido común no niega la posibilidad de hacer riqueza, pero aborrece la depredación con cual esta se hace-

Tanto dinero ganado en cada paso y tan poco en inversión para la calidad de vida de donde succionan los pulmones de la tierra, con tanta ganancia en sus manos y la nula dadivosidad para mejorar el entorno.

La gula de la riqueza parece no tener límites, la impunidad con que los oligarcas zafan cada conflicto con los pobladores de la zona es un chiste, el gobierno de turno parece no tener parangón ante el actuar de los rapaces.

El gobierno y sus políticas de medio ambiente no hacen mella en absoluto al proceder de las industrias, los estándares que deben cumplir son bajos y prácticamente el aporte a la sociedad es empleo, por lo demás un aporte pasajero y sin aspiraciones respecto del daño que no se salda en el futuro.

¿Para qué tanta riqueza? al parecer nunca es suficiente, aseguran sus generaciones, ni siquiera ellos disfrutaran todas sus ganancias, presionan en decisiones políticas con descaro, influencian a pobladores para salir del paso en proyectos, le dan placebos a las personas pobres de los pueblos, se aprovechan del poco entender de humildes familias, todo para que, para obtener más riqueza.

Todo aquel que desee acumular que lo haga, pero tiene una responsabilidad social que asumir porque los pulmones del país no son para que solo aquellos obsesivos que compulsivamente extraen recursos y puedan respirar, sino para cada ciudadano que ha nacido en este precioso país llamado Chile y que poco más podrá aguantar si la balanza se sigue inclinando a favor de la riqueza de unos pocos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube