No va a haber Asamblea Constituyente: significados y significante

No va a haber Asamblea Constituyente: significados y significante

No va a haber Asamblea Constituyente: significados y significante

Las palabras, ese simple aire movido por los labios, son unidades compuestas por un significante y uno o varios significados

Significante es la forma material, es decir, el sonido o la letra impresa; mientras que el significado es el contenido, aquello que se representa instantáneamente en nuestro cerebro al escuchar o leer una palabra.

Por lo tanto, al enviar un mensaje hay que tener en cuenta tanto el contenido mismo, como la forma que se utiliza para transmitirlo. Una intención comunicativa puede verse afectada si la conjunción de significante y significado no es la adecuada.

Nuestra clase política conservadora ha abusado de las formas sin contenido. Basta oír los discursos de Pinochet para darse cuenta que hablar de manera golpeada es la clave del éxito de las dictaduras. Hay que prestar oído a los larraines, los novoas, las evelines, etc, para darse cuenta de una forma que resulta común.

Y en el término “política conservadora” también hay que considerar a algunos políticos de centro-izquierda que también abusan de la ausencia de contenidos y del golpe de mesa.

El domingo pasado, presenciamos una pequeña pero importantísima muestra de esta realidad. En una entrevista en la que participaba el diputado Felipe Ward y su colega Giorgio Jackson, la relación de significante y significado alcanzó un punto de máxima tensión, lo que adelanta una caída inminente del sistema constitucional chileno y la consiguiente catástrofe para los partidos de derecha, el mundo conservador y el empresariado sin ética.

En la entrevista se trataba el tema de la crisis política y el anuncio de nueva constitución por parte de la presidenta. Ante las propuestas de Jackson sobre la Asamblea Constituyente, el diputado de derecha se dirigió al diputado de RD diciéndole: “Yo lamento decepcionarte Giorgio, pero no va a haber Asamblea Constituyente. No están los votos para hacerlo“. Más allá del significado de las palabras y del valor de verdad de estas, la forma como el diputado le habla a Jackson es muy significativa.

Hay un tono de prepotencia y altanería que es connatural a nuestra derecha, un volumen y una prosodia de patrón de fundo que antes lograba acallar cualquier alegato, pero que hoy, lo único que hace es venir a develar el desgaste de los defensores de la constitución de Jaimito y, además, despertar el enojo de más alguno.

Ese simple “no” prepotente y engreído, espetado en la cara de millones de chilenos, puede transmutar en el fin de la definición de familia que manejamos como sociedad, en que se acaben los injustos pseudoderecho a la educación y a la salud como los conocemos hasta el día de hoy, en que se acabe el robo a manos llenas que han hecho con el país. Ese no, un simple adverbio, se puede convertir hoy en un gran dolor de cabeza para la misma derecha.

Entonces, quienes pretenden que esto sea distinto deben comenzar a denunciar las malas formas y los malos contenidos (tan comunes en nuestra política) y lo peor que se podría hacer es pensar que el diputado Jackson es el llamado a modificar la constitución.

Una asamblea constituyente es un mecanismo válido y como el mismo diputado Ward comenta, no es que no se pueda realizar, sino que un grupo específico no quiere que se lleve a cabo. Ahora que el señor Ward se empecina en negar tan tajantemente la posibilidad de la participación ciudadana algo se enciende, debe ser una especie de instinto de supervivencia o tal vez el simple gusto de ver que la derecha se tenga que comer sus propias palabras, especialmente sus “no”, esos que no permiten abortar y hacen que miles de mujeres deban pasar por situaciones traumáticas solo por tener una decisión distinta a sus valores; esos “no” que no consideran que dos personas del mismo género puedan constituir una familia; esos “no” que impiden que alguien pueda estudiar sin endeudarse y que genera miles de nuevos deudores al año; esos “no” que impiden a los ciudadanos comunes participar de las decisiones sobre sus propias vidas.

Hay que mostrar esta cara de la política de forma explícita. Hay que aprovechar el posicionamiento mediático del tema y generar acciones para mostrar al país lo vacío e irresponsable que es ese “no”. Hay que buscar la manera de generar un discurso que obligue a nuestros políticos a no escudarse únicamente en las leyes creadas por ellos mismo y que nos expliquen por qué no.

Han vaciado la política de contenido y nos han convencido que no hay nada más que decir, pero muy por el contrario, hay mucho que decir sobre lo que esconden nuestros honorables en sus palabras y formas vacías. La Asamblea Constituyente no sirve de nada si no se genera además un discurso con contenido que permita a los ciudadanos participar de manera significativa.

Señor Ward, se agradece su sinceridad y le recomiendo que busque trabajo o que, en su defecto, tire un par de boletas que le permitan vivir tranquilo un par de meses después de perder todas aquellas regalías que hoy su constitución le asegura.

 

Cristian Trujillo

Profesor de lenguaje y comunicación

 

Referencia 

http://www.chilevision.cl/tolerancia_cero/capitulo/tolerancia-cero-temporada-2015-capitulo-3-de-mayo/2015-05-03/214231.html

One Response to No va a haber Asamblea Constituyente: significados y significante

  1. Pingback: Revista Piojo.cl Resumen 2015 - Primera Parte de 2 | Revista Piojo.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube