Radiografía de la institucionalización cultural de la mentira

Radiografía de la institucionalización cultural de la mentira

Radiografía de la institucionalización cultural de la mentira

Chile se ha vuelto un país mentiroso, sin ir más atrás desde el cambio constitucional de 1980 y posterior adecuación para perpetuar el sistema neo-liberal en 1989[i], donde la transición nunca terminó simplemente porque no pudo comenzar

Porque la constitución de los partidos políticos por parte de la élite histórica del país, no ha permitido la participación del pueblo [ii] , se ha ha permitido socialmente una máscara del Estado, el cual por ley protege al ciudadano, pero en la práctica lo aleja, dejándolo marginado de transformar sus problemáticas en áreas de desarrollo social.

Las ideologías de los partidos políticos ya se han desvanecido, hoy parecen discursos teóricos que solo hablan como parte de los libros de aquella luchas histórica de burgueses contra el proletariado y viceversa, que en la práctica se traduce al parece ser en una utopía de teorías añejas y acabadas [iii]

Tambien, los gobiernos de turno sinónimo de oligarquía y la élite, han sido descubiertos por sus mismas jaurías de perros y las redes sociales de la ciudadanía, destapando la olla de los movimientos escondidos respecto de la relación entre dinero y política. Para ello el duopolio político de la elite debió acceder a la configuración del Nepotismo[iv] y Clientelismo[v] para soportar las nuevas estructuras de funcionamiento del modelo.

Las instituciones en su nivel estructural, no han sido capaces de hacerse cargo del desarrollo de la población y han apelado al discurso político de las instituciones que funcionan, mediatizando y mermando las posibilidades a la ciudadanía. Las instituciones no ejercen una solidaridad mecánica donde se le restituya el derecho a las personas, sino actúan conforme al derecho represivo cuyo fin se ejerce bajo las acciones de contención.[vi]

Los medios de comunicación han convertido al periodismo en una mascota soterrada y sometida al sensacionalismo[vii] , permitiendo que lo vano se tome las pantallas que han sido subsumidas por parte del comercio[viii] , grandes empresas y holdings.

El comercio y la publicidad a su vez en el mismo comino neoliberal, han dispuesto los estereotipos vendiendo a punta de mentiras para engordar la idea de consumo[ix] hasta convertir a las personas en zombis [x], caminando por paredes de concreto minimalista con grandes espejos relucientes, apto solo para aquellos que sean los exitosos del mercado, para aquellos que han escalado a los puestos más altos de la organización y podrán mirar por la ventada un edificio de 20 pisos para observar todo aquello que está por debajo de sus pies.[xi]

Hoy, es una quimera pensar que el trabajo asalariado es lo mejor que le puede pasar a una persona, solo ha provocado la enajenación y alienación de las personas, pegándose codazos incluso con sus seres queridos solo para decir que es mejor en el trabajo, el “tebo” de la competencia, la eficacia, de la eficiencia de la efectividad, que tiene hasta el cuello a los trabajadores, que dejan la vida en sus trabajos por tan solo un sueldo que deben delegarlo a fin de mes al comercio del plástico.[xii]

La clase media[xiii] o capa media, como las quieran llamar, se ha visto afectada por su “mal del hermano del medio”, debe seguir el ejemplo del hermano mayor y debe entender la relevancia de su hermano menor, el hermano del medio ha resistido su invisibilidad por mucho tiempo y esta arto de mentiras y promesas incumplidas.

Y por tanto, ha llegado la hora de hacer sentir su molestia a través de los medios tecnológicos, para dar cuenta a los demás que ellos los invisibilizados, son a los que les pegan por delante y por detrás y que calladamente deben agachar el moño y seguir trabajando para que las paredes no lo aplasten.

Todo aquello debe ser soportado por el cuidado de las nuevas generaciones, sus hijos, que nacerán en el fragor de la lucha de no morir aplastado,  deben delegar responsabilidades, entrar en la dinámica de consumir servicios de educación, salud y diversión, con el fin de tener una familia[xiv], que desde luego se enfría por la velocidad de la administración de los mismos servicios contratados, vale decir, ha canjeado el cuidado directo de la familia por la “administración de los servicios” que cuiden la familia y que en algunos casos, esos servicios son los mismos abuelos que van como salvadores de la situación. Abuelos en su desahucio estatal que no les ha dado las gracias por darles toda la vida de trabajo a sus compatriotas[xv].

Este cumulo de mentiras entre otras más que no se han escrito aún, han gatillado que se establezca una crisis, no obstante la pregunta es ¿de quién es la crisis?

La crisis es justamente de aquellos que han establecido discursivamente y de forma histórica la bola de nieve de la mentira, con esto se ha construido culturalmente una argumentación para seguir solventando aquello que no es verdad pero cuasi se constituye en el ADN del ciudadano, no obstante la crisis sigue siendo de la élite, por la construcción constitucional del Estado y por el ejercicio discursivo del poder.[xvi]

Para ello, los ciudadanos hoy dan cuenta de un poder ciudadano, la politización de los movimientos sociales son un hecho, dio resultado con los movimientos estudiantiles que tuvieron la capacidad para llevar tras un gran esfuerzo, la palabra calidad a la mesa. Los ciudadanos han vista la capacidad de poder y los impactos que provocan tras la organización desde las juntas vecinales, sindicatos, portuarios, entre otros grupos que vienen desde abajo, que provienen desde ese hermano menor, para levantar la esquina de la pirámide para hacer caer a los de arriba.[xvii]

Por supuesto y para evitar lo anterior, el gobierno trabaja a punta de comités de contención de crisis de movimientos sociales, mientras los medios de comunicación callan[xviii] , endulzan y satanizan ante la ciudadanía las manifestaciones populares.

En definitiva, una leve y pequeña radiografía para sacar la capa que encubre la mentira, mentira que por cierto se ha convertido en una de los grandes problemas del Estado moderno, sus problemáticas de banderas, geografía y convencionalismos que intenta sostenerse como buen mitómano. [xix] puede no sostenerse y actuar de forma represiva para mantener su legitimidad.

Autor: Equipo Revista PiojoChile

 

Bibliografía

[i] http://piojo.cl/2015/04/el-olvidado-plebiscito-de-1989
[ii] http://piojo.cl/2015/03/el-desvanecimiento-ideologico-de-la-clase-politica/
[iii] http://piojo.cl/2015/05/comunismo-y-capitalismo-a-quemar-las-viejas-banderas-de-lata/
[iv] http://piojo.cl/2015/03/bolsillos-sencillos-el-nepotismo-a-toda-escala/
[v] http://piojo.cl/2015/03/clientelismo-solapado-el-compadrismo-chilensis/
[vi]  http://piojo.cl/2015/05/el-discurso-politico-facto-dejar-que-las-instituciones-funcionen/
[vii] http://piojo.cl/2015/04/emile-zola-y-pable-neruda-yo-acuso-al-periodismo-jaccuse-le-journalisme/
[viii] http://piojo.cl/2015/01/canales-de-television-subsumidos-por-el-mercado-de-consumo/
[ix] http://piojo.cl/2014/09/el-gato-por-liebre-en-las-ofertas-facticas-del-comercio/
[x] http://piojo.cl/2014/11/sociedad-chilena-zombis-en-el-mall/
[xi] http://piojo.cl/2014/07/el-discurso-del-exito-como-tebo-del-capitalismo-moderno/
[xii] http://piojo.cl/2014/08/alergia-al-trabajo-una-enfermedad-moderna/
[xiii] http://piojo.cl/2015/05/clase-media-chilena-el-hijo-del-medio-endeudado-estresado-y-olvidado/
[xiv] http://piojo.cl/2015/02/padres-modernos-y-la-crianza-de-los-ninos/
[xv] http://piojo.cl/2015/03/abuelos-trabajando-el-desahucio-del-descanso/
[xvi] http://piojo.cl/2015/05/gobierno-chileno-el-gran-hermano-de-izquierda-sin-el-pueblo-y-contra-el-pueblo/
[xvii] http://piojo.cl/2015/03/hacer-politica-la-herramienta-de-contra-poder/
[xviii] http://piojo.cl/2015/03/medios-de-comunicacion-tradicionales-callan/
[xix] http://piojo.cl/2014/09/la-identidad-chilena/

 

 

One Response to Radiografía de la institucionalización cultural de la mentira

  1. Pingback: El Estado moderno camina sobre una cuerda floja | Piojo.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de…


Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube