Redes sociales: Agentes infiltrados fanáticos y panfleteros

Redes sociales: Agentes infiltrados fanáticos y panfleteros

Redes sociales: Agentes infiltrados fanáticos y panfleteros

Las redes sociales se han convertido en el medio de comunicación con más velocidad de difusión en el mundo.

La sociedad de la información es entendida como una forma específica de organización social  cuya generación de procesamiento y transmisión de la información se convierten en las fuentes fundamentales de la productividad y el poder debido a las nuevas condiciones tecnológicas que rigen en la actualidad, impregnando todas las esferas de actividades, comenzando por las dominantes y alcanzando hasta los objetos y hábitos de la vida cotidiana.

Con las redes sociales, los usuarios logran generar un espacio, básicamente un círculo virtual de propiedad privada. Son dueños de quién, cómo y cuándo visitará su espacio y opinará. Elige cuál será el tema a debatir y cuál es su opinión permitida y válida en el supuesto “diálogo” con otros usuarios.

De modo que el dueño y su invitado se crean una identidad en Internet a través de un espacio virtual donde el grupo se autodefine y se reproduce como actor y partícipe en el mundo virtual e intersubjetivo.

Hoy los espacios virtuales son de uso simple y no necesitan grandes conocimientos tecnológicos para su obtención y actualización. Además son gratuitos en su mayoría para quienes tienen acceso a la red, el dinamismo que le ofrece su sencillez es una de las claves de su éxito comunicativo, existen todo tipo publicaciones personales, como viajes, temáticas culturales, cine, música, políticos, económicos, etc. Por ende pueden ser utilizados como la puerta de presentación de empresas, profesionales, organizaciones civiles, etc.

En la última década, “sociedad de la información” es sin duda la expresión que se ha consagrado como el término hegemónico, no porque exprese necesariamente una claridad teórica, sino gracias al bautizo que recibió, en las políticas oficiales de los países más desarrollados y la coronación que significó tener una Cumbre Mundial dedicada en su honor. [1]

Este movimiento en la red propone un mercado de mensajes que entran en el circuito del intercambio global y del aceleramiento temporal. Se trata de las nuevas formas de incorporar Internet en la sociedad y en la vida colectiva.

Por cierto que las personas que usan las redes sociales producen y se hacen parte de una maquinaria donde el compartir, el comentar y marcar unos a otros la información, se genera una sinergia temporal entre los usuarios de la red

Sin embargo las redes sociales acorde a los tiempos y contexto país han auspiciado la creación de perfiles de acción para diversos propósitos tras el fácil acceso a cuentas de correos y creación de cuentas de redes sociales propiamente tal, donde ha habido un crecimiento tremendo respecto de nuevos usuarios con más de una cuenta, cuentas falsas que se mueven con el dejo de anonimato en la red.

Tomar en cuenta que la hiperconectividad de los tiempos que nos embriaga, ha permitido que la producción de información se ha compartida a grandes masas a solo un click de distancia, con una propagación exponencial y con colas de información esperando a ser vista por los usuarios.

En la práctica: los agentes y su anonimato

Los Agentes tiran la piedra y esconden el brazo, se han infiltrado en las redes sociales para dar mensajes partidistas por autoridades o contenedores del poder de turno, creando confusión, a veces miedo o rechazo al común de los usuarios, son aquellos partidistas cuyo dogmatismo que merma las nuevas formas de producción.

Estos fanáticos por voluntad propia o una maquinaria instrumental, impone sus ideas con desparpajo y avasallante postura para lograr un mensaje, propiamente discursivo sin mucha argumentación ni disposición al dialogo, sino como idea primera es encender el fuego con la chispa del fundamentalismo vano.

A punta de panfleto esperan estampar sus ideologías cuasi teológicas para que todos los sigan, respeten y se unan a través de su influencia a las ideologías que predican como esclavos.

En Chile, las condiciones de desarrollo de opinión y argumentación están muy por el suelo, dicho sea de paso, las armas para combatir el fundamentalismo está en su mayoría perdida, aunque claro, corazón siempre ahí y se puede hacer algo, no obstante la preparación de los usuarios para debatir con ideas es precaria.

Si bien, las nuevas generaciones y la entrada de los adultos a la red ha podido dar señales de una nueva marcha de opinión, más informada, docta y auspiciadora de un desarrollo de educación en redes sociales, claramente no es la panacea ni la mayoría, pero hay una motivación y un ejercer sano y colaborativo.

Desarrollar ideas en redes sociales, es posible, pero de apoco, el desarrollo y la madurez de los usuarios aumenta día a día dando pistas a la tecnología para logra ampliar los aspectos cognitivos y espacios respecto del uso de sí misma para que ganen valor.

Hoy las redes sociales están auspiciando a los movimientos sociales, han permitido dar cuenta de la lentitud y la tergiversación de la información de los medios tradicionales, le ha permitido a la ciudadanía entender que son capaces de producir información en conjunto y que las ideas pueden ser aceptadas y hasta aduladas por los usuarios de la red.

Es por esto que los Agentes han llegado para quedarse, para entrometerse a los grupo, panfletear crear caos y desaparecer cuantas veces sea necesario para asustar y crear el rechazo sobre las personas que producen información valiosa para la sociedad.

Por tanto es menester que los ciudadanos cada vez más se apropien de las redes sociales y comiencen a producir contenido necesario para una mejor sociedad de la información y por supuesto, las redes sociales virtuales solo sean una buena herramienta técnica usada para mejorar la convivencia en sociedad en sus hogares y en las calles.

Por Equipo Revista PiojoChile

Bibliografía

[1] Manuel Castell, La sociedad de la información

 

One Response to Redes sociales: Agentes infiltrados fanáticos y panfleteros

  1. Luis Marchant junio 18, 2015 at 2:23 pm

    Encontré muy bueno el desarrollo y el enfoque, del trabajo de redes sociales,abre la brecha para seguir tocando el tema en varios direcciones, saludos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube