El discurso político,social y económico de la polarización

El discurso político,social y económico de la polarización

El discurso político,social y económico de la polarización

Como el país esta retraido y hay que intentar instalar nuevos conceptos en el circo. Los colonizadores pseudo intelectuales chilensis hacen uso de sus manotazos de ahogados para permanecer en la escena política pública.

Aparece el discurso de la polarización. ¿Pero que es polarización en su defecto básico?, del griego “polus” o eje, utilizado para la denominación geográfica de los polos terrestres, o para los polos de los circuitos eléctricos. En general para indicar contraposición o oposiciones extremas. Su sintaxis polariza-ción refiere al proceso, vale decir el proceso de polar en la relación entre los opuestos. El término polarización tiene diversas aplicaciones, en ciencias naturales como en la química entre otras, y las ciencias sociales como: política, economía y sociedad, en las cuales analizaremos su aplicabilidad.

Polarización política-social

Se habla en los “medios de comunicación” de la voz de pseudo intelectuales, que la sociedad chilena esta polarizada, pues déjenme preguntarles, ¿cuales serían esos dos grupos ideológicamente opuestos? ¿y cuantos son?. Por que la verdad en Chile, las ideologías hace ya un tiempo que se desvanecieron y junto con ello la sociedad dejó de creer abiertamente en el discurso político y sus promesas, no existiendo por lo demás una fractura ideológica que converja a una polarización.

Por otra parte, la cantidad de adherentes a las mayorías partidistas conformadas por militantes, no conforman las suficientes firmas políticas como para hablar del país en su conjunto, los militantes en sus niveles mas bajos, se han preocupado de hacer carrera política para aspirar al poder, lo que es legitimo siempre y cuando sea con responsabilidad social. Por ahora, lo que se ve y demuestra de parte de los militantes es que solo ven la posibilidad económica para sacar provecho de las redes de contactos. Los militantes de partidos en términos generales no están dispuestos a luchar por el pueblo. Sino fíjese usted en los movimientos sociales, la presencia de militantes es nula de echo los militantes no son bien vistos a los ojos de las clases subalternas o populares.

Porque la desconfianza respecto de la marcha política por parte de la ciudadana no advierte ningún asidero en las ideologías partidistas, ya que la responsabilidad del político se ha visto envuelta en sus propios intereses y su preocupación esta en vigilar el contexto social y las demandas ciudadanas, para que no les maten la gallina de los huevos de oro o seguir sacando leche de la teta de la vaca.

Entonces ¿Donde están los militantes de los partidos mas relevantes del casco político? ¿en la calle? ¿en las juntas de vecinos? ¿en los barrios? ¿facilitando la educación civil política? ¿donde? Pues es simple no están.

Del mismo modo, la ciudadanía en general no esta polarizada, si ni siquiera la interesa la política como concepto, de hecho la frase, “no me interesa la política, porque igual tengo que trabajar todos los días”, aún se escucha como legítima en las calles, ni siquiera el ciudadano medio entiende lo que es la política, no sabe, ni se da por enterado que tiene una responsabilidad cívica política para con sus compatriotas.

La educación así mismo que ha cursado nuestro país también es responsable de estas falencias, tomemos en cuenta que ni siquiera el ciudadano medio sabe armar una idea, fundamentarla y darla a conocer, las redes sociales aquí son el regocijo de la frase corta y liviana, tal vez ahí habría una polarizacióo, pero del lenguaje, cuando la posibilidad de pensamiento se acorta y la capacidad de establecer un dialogo no emerge por incapacidad verbal, entonces pareciera ser que solo queda decir que todo está bien o todo esta mal, como una posición radical, absoluta y dogmática, pero esta polarización no es social sino solo técnica y parte del lenguaje.

Las familias no han practicado la política en sus aspecto mas generales, ni ha reforzado la ideología en las nuevas generaciones dependiente de sus interesases sociales, de este mono solo como para comenzar a pensar siquiera en polarizar posiciones en su crecimiento y funcionamiento formativo, de hecho, hace no muchos años atrás en las mesas de los hogares a la hora de la comida estaba prohibido hablar de política y religión.

Los jóvenes de hoy y su sesgada escala del éxito, no está pensando precisamente en los aspectos políticos de sus vida, sino en su vida de consumo, entretenimiento y divagación superficial, el enfoque de las nuevas generaciones que ha consumado el desvanecimiento ideológico y político, no ha permitido polarizar las posiciones, sino aumentar la masa zombie.

Si hablamos de una polarización de ideologías solo se podría apuntar hoy aun porcentaje mas bien marginal de ciudadanos que se politizan por desmedro social, vale decir, el abandono político de la sociedad ha causado que las clases subalternas o populares emerjan sin pensar en las ideologías políticas existentes, sino en demandas básicas que no han sido atendidas, pero ello tampoco se refleja en polarización de ideologías sino en algo así como una ideología de la injusticia que sufre un pueblo maltrecho y abandonado.

Polarización económica

Esto ha sido provocado ciertamente por la ampliada brecha social económica que ha aumentado en la sesgada marcha económica dado por su fuerte impregnación en el modelo constitucional, en este caso podríamos estar hablando de una polarización de extrema izquierda (económica) y extrema derecha (económica), aunque esto también se da cuando los partidos mas de centro son inexistentes, que por ahora, están lejos de desaparecer e incluso al contrario, se fortalecen mas que los partidos más ultra.

Este encantamiento mágico respecto de la polarización, es en gran medida auspiciada por el alimento de la influencia informativa, donde la credibilidad es esencial para que se produzca la polarización en las masas, de otro modo no tiene garantía, para ello no es casual que los medios tradicionales estén apelando a la delincuencia, injusticias materiales, donde el dinero es el premio mayor. Por tanto, el enfoque informativo rescata la visualización de aquellos problemas que están enquistados en la solvencia económica material y no en la responsabilidad social cívica y política que deben los ciudadanos para con su país.

Es aquí, en el espacio económico donde el discurso de la polarización recae con fuerza, ya que por una parte los sectores mas abandonados de la sociedad ven su alcance material alejado, mientras por otro lado el discurso hace creer que los problemas son de las personas y no del modelo. Algo así como la trampa económica o capa superficial que esconde los problemas sociales en un saco de dinero.

Conclusión

Puede que esta sociedad no esté hoy en un momento de polarización, pero lo que es innegable es que en gran medida la acumulación de capital por parte de unos pocos y la escasez en la mayoría del país avanza hacia una polarización económica que impacta en el comportamiento social y político.

La injusticia social material es lo tangible para que el ciudadano se sienta afectado por las brechas, esto podría conducir a la ciudadanía en un camino de politización como resultado de una fractura o quiebre en el pacto social de sus representantes, respecto de las condiciones actuales del diario vivir.

El camino de la polarización no es la solución a las injusticias y brechas sociales, ya que justamente el evitar esto es donde la voluntad y representatividad política debe actuar, de otro modo las consecuencias tras el abuso de irresponsabilidad política tiende a la creciente violencia, ya que los pactos de convivencia deslegitimados solo traen consigo el caos social. Sin embargo, el país esta en manos del ciudadano para su reivindicación de contraposición, pero para esto se requiere de voluntad y práctica social como para conducir al camino común societal y no al de una polarización como efecto de un abandono o maltrato social.

Personas Twitter
Equipo Revista Piojo.cl Autor
@PiojoChile
Cristian Vásquez Diaz Edición
@PiojoChile

 

2 Responses to El discurso político,social y económico de la polarización

  1. Alfredo A. Repetto Saieg. septiembre 8, 2015 at 7:43 pm

    Una de las grandes conquistas de la democracia es la igualdad; el problema es que ésta no es posible cuando el gobierno es ejercido por unas cuantas familias que son las dueñas de Chile, de nuestros recursos, trabajo, esfuerzo, vida, etc. Incluso, el poder adquisitivo real del salario es reglamentado por los intereses de esa élite, bajo ninguna circunstancias por las necesidades de los que intentamos sobrevivir con un sueldo.

    Lo grave es que al depender de un salario insuficiente nuestra vida tampoco es digna. De ahí la importancia de luchar por una justa distribución de la riqueza, por el control popular de la producción, de la distribución y de la comercialización de los bienes y servicios fundamentales- de los relacionados con la definición del modelo de desarrollo- para desde allí construir una economía solidaria, basada en el valor de uso de las mercancías, no en el valor de cambio que es el sustento material del capitalismo y de su libertinaje del mercado.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de…


Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube