Latino América: Ethos civilizatorio y cosmovisión

Latino América: Ethos civilizatorio y cosmovisión

Latino América: Ethos civilizatorio y cosmovisión

Diversos son los episodios que han caracterizado a Latino América en su formación, por un lado la llegada de la colonización europea matizada por creencias y formas de conquista, a través del sometimiento y revolución de los latinoamericanos, y por otro lado las relaciones contrastadas respecto de las comisiones del uno y del otro.

Entonces, ¿Cuales serían las características que patrocinaron una ethos civilizatorio? y ¿como se auspició una misión institucional asociada a los componentes que animaron el desarrollo?, ¿cuales fueron los dispositivos de control departe de los interventores de la hazaña y de los receptores en su rito?

La inquietud surge cuando nos preguntamos si la historia Latinoamericana habría sido de otra forma sin la conquista y si de alguna u otra forma se habría perdido la posibilidad de realización de una cosmovisión muy diferente a la de hoy, aparte en efecto, de la duda que refiere a la reconstrucción de lo “evidentemente”, vale decir, de lo perdido respecto de costumbres, ritos o freno de desarrollo de la región.

Pues bien, Latino América con su alto arraigo de sus costumbres y a su cosmovisión no habría dado cuenta de si misma sin el otro y por tanto el otro era necesario para dar cuenta de si mismo y del otro, hay que denotar que la llamada “hazaña” por unos y “rito” por otros. De esta forma mediaron la convivencia cada uno con su forma y deliberaciones, las que permitieron doblegar la una a la otra y por ende, cave la pregunta ¿que fue lo negado entonces? resulta por decirlo menos “pitoniso” refiriéndose a aquello que nunca sucedió o podría haber sucedido y que solo ayudaría como una búsqueda de un punto de inflexión que indicaría el comienzo de la convivencia donde aprendió el uno y del otro.

Si bien la violenta forma de convivir fue desencadenada, era necesario que Latino América fuese al encuentro de sus definiciones para su continuidad, sin embargo esta continuidad hay que tomarla en cuenta por la dominación de ritos como una de las opciones.

Ahora bien, se hace necesario mantener la cordura en cuanto a la relación de dominación y convivencia, porque si bien se compartió un mismo territorio, las cosmovisiones eran distintas lo que significaba que la brusca intervención de Europa fuese terrible para la cosmovisión existente, tampoco podríamos pensar que la comprensión de las dos partes eran la mismas ya que el entendimiento que procedía a Latino América era muy distinto respecto de Europa y como se estaba tomando este proceso colonizador, en efecto que para ambos la comprensión de lo ocurrido se construía de manera muy distinta, vale decir, mientras a los españoles se les instaba la idea de hazaña y se inspiraban con futuras riquezas, para Latino América se entendía mediante la idea del rito.

No por esto podemos decir que hoy, la racionalidad estaría arraigada a un pensamiento netamente europeo y que por medio de este se ha generado una institucionalidad adecuada o podríamos enajenar la posibilidad de que las instituciones conformadas en una construcción europea bajo el servicio latino, o por ultimo que ya se habría apagado la posibilidad de una construcción de una Institucionalidad Latinoamericana,  porque si fuese de este modo entonces, ¿que tipo de institucionalidad sería? ¿misma de hoy?

Esto a provocado que durante la forjada Latino América sobresalga la búsqueda de la identidad que debió o no tener. Variados intelectuales han ahondado en este campo, e inclusive, la mirada sociológica tampoco ha podido encontrar un asidero sobre esta búsqueda, pero el desarrollo teórico ha podido dar cuenta del funcionamiento institucional que ha sido formado por la ilustración europea y que ha derivado en movimientos anti-sistémicos y de liberación nacional que han sucumbido ante la funcionalidad de los gobiernos, porque al parecer, el funcionalismo ha tenido aquí un apoderamiento sutil, que desgarra lenta y satisfactoriamente la intención de revolución anti-funcionalista, tal que esta accede a este nuevo orden de arribo. Respecto a lo anterior es donde se ha enfocado la academia.

En la actualidad

Latino América ha tendido la permisiva alfombra que generan los gobiernos hacia los capitales extranjeros, que parecieran llamar a una esperanza de nuevas oportunidades, sin embargo los capitales foráneos tampoco son totales y trabajados como capital interno, sino inflados, aumentados y devuelto a su país de origen, un comportamiento homologado a la conquista un par de siglos atrás.

Las inversiones operan bajo la explotación legalizada de los países latinoamericano, como una forma de operar una conquista solapada, que como formas de coacción aparecen clases subalternas con el fin de coartar o raguñar las propias ganancias y riquezas locales, para crear un dejo de incomodidad de la explotación, vale decir, el sindicalismo, los trabajadores, quienes históricamente han alzado las banderas de superación criticando al sistema y su permisividad, para ello nacen lideres que están prestos a guiar a las masas mas trabajadoras y marginadas para negociar un tipo de ganancia y entregar las pocas migajas que logran rescatar para aquellos que las necesitan. Sin embargo, los mismos modelos constitucionales Latinoamericanos auspician la represión, generando mas músculos legislativo para aplacar todo tipo de subverción, ya sea por medio del desmerecimiento o vapuleo de quienes buscan generar la crisis por medio de la disfunción y toma de control de la institucionalidad local o por medio de la desintegración de los cabecillas con el fin de desarticular el movimiento, en cierto grado, la institución permite enmarañar las formas para amainar la crítica y el desajuste de su poder de emancipación.

Los dispositivos de control por medio de las instituciones latinamericanas son muestras políticas que han generado una arquitectura que con el tiempo han soportado los embates su propia superación, dicho de otro modo, los discursos políticos se han visto sobrepasados, esto ha significado un fortalecimiento en el cuestionamiento y la crítica hacia las instituciones, dejando al descubierto la arquitectura formada a partir de raíces euro-centristas que han equivocado la retroalimentacion de sus fundamentos y formas de proceder que atienden a los masas latinoamericanas.

Lo anterior hace muy difícil sostener las influencias europeas de los gobiernos latinoamericanos, cuando se comprende que los que componen las instituciones, son la prosecución de la intrusión europea, aunque muchas veces las masas atiendan los placebos gubernamentales, sin embargo las brechas que establecen no logran ocultar en su totalidad los placebos de aquellos que están usufructuando del gobierno.

Por último, el legado que ha dejado toda esta transformación a lo largo de los años no nos permiten hoy, distinguir de buena forma si el punto de inflexión estuvo en la intromisión de la conquista, posteriormente en la mantención de los gobiernos a través de las escuelas europeas y los dispositivos de control de los sistemas políticos de las oligarquías latinas, o bien las conductas de los ritos de las culturas originarias.

Para ello es necesario que la comunidad latinoamericana encienda nuevamente su articulación y explote el pensamiento propio, para que finalmente pueda construir su accidentario avance.

Personas Twitter
Equipo Revista Piojo.cl Autor: Equipo Revista Piojo.cl
Cristian Vásquez Diaz Edición
@PiojoChile

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube