El caso de esclerosis múltiple y la Ley Ricarte Soto

El caso de esclorosis multiple y la Ley Ricarte Soto

El caso de esclorosis multiple y la Ley Ricarte Soto

Lejos de los medios de comunicación tradicionales, aquellos que celebran todo lo obvio y critican lo básico; el reclamo del ciudadano común está latente.

No es un tema de transferencia lacaniana, sino lejos de la complejidad que nos designa a nosotros como fuente inagotable de lo que vemos en los demás. Nace ahí el desazón por la tarea inconclusa de un Estado agobiado por el egoísmo, el cortoplazismo y la apatía de quienes son la estructura trascendental del proyecto llamado Nación.

La opinión pública, tan manipulada, le confiere sustancia a la realidad. ¿La ley Ricarte Soto puede ser objeto de opinión pública? Por supuesto que sí. Ahora, la opinión de personas directamente afectadas, para nosotros, es doblemente valiosa y merece un espacio de notoriedad.

Invisibilizar lo opuesto, denostar la contrario y hundir lo poco funcional es tarea de todos desde medios, ciudadanos, políticos etc. Pero nos olvidamos que lo poco que hemos avanzado como sociedad se basa en errores. Y no sólo errores cometidos, sino la superación de ellos mediante un dialogo.

A continuación la opinión de la Corporación Esclerosis Múltiple Chile

Como primero: El sistema de protección financiera para el diagnostico y tratamientos de alto costo, llamada “Ley Ricarte Soto” se convirtió en una verdadera vergüenza respecto de su espíritu inicial.

La ley que se anunció con bombos y platillos el 28 de octubre del presente año, con 15 medicamentos para 11 patologías es un nuevo engaño del gobierno de turno para la ciudadanía, donde las 11 patologías que se anuncian como “beneficiadas” ya tenían algún tipo de cobertura por el sistema Auge-Ges, ya que en varias de las patologías anunciadas se les integra como “nuevos” los medicamentos que ya estaban siendo cubiertos (como el cáncer de mamas) y en otros casos como el de Esclerosis Múltiple, ”ingresan” dos medicamentos que fueron quitados de los beneficios GES hace cuatro meses.

Agregando por cierto a esta farsa, una “gratuidad” inexistente, ya que ahora los afiliados al sistema privado tendrán que obligatoriamente activar el seguro catastrófico, algo absolutamente imposible para la gran mayoría de los afiliados.

Esta ley no incluye exámenes ni diagnósticos, por lo que aquellos “beneficiados” del Sistema Público, tendrán que continuar con los copagos AUGE-GES según su letra de afiliación a FONASA. También existe una falta de información ya que la gran mayoría no sabe como funciona esta ley, ademas de no haberles consultado a la los propios afectados.

¿De qué gratuidad entonces habla el Estado?

  • ¿No hubiese sido más transparente y lógico aumentar los beneficios que ya tenían estas 11 patologías, y que entraran nuevas patologías que no tienen absolutamente ningún beneficio? ¿Para qué, entonces este show mediático?
  • ¿Por qué no ingresar medicamentos para todas las patologías y para quién lo necesite?
  • ¿Por qué decir que se ingresan medicamentos pero eligiendo sólo una patología, aunque se use en muchas otras?

En Chile el Estado se adjudica el derecho de elegir quien vive y quien muere, ¿quién decide entonces? ¿cómo deciden? ¿por qué nuestras autoridades se adjudican ese derecho?

Sin duda otra ley discriminatoria, al igual que el sistema Auge-Ges. Estoy y siempre he estado en desacuerdo con estos sistemas discriminatorios y humillantes, esperando a ser beneficiados y salir “elegidos”, para acceder a esas migajas dadas por aquellas manos divinas de nuestras autoridades, para luego agradecer y sentirnos “bendecidos” por haber salido en la tómbola que juega con nuestras vidas y esperanzas.

El Caso de Esclorosis Multiple

Tysabri (Natalizumab) y Gilenya (Fingolimod) son los dos medicamentos que entraron a la Ley Ricarte Soto para la Esclerosis Múltiple Refractaria.

Estos medicamentos son 2 de los 5 de la segunda línea que por un decreto firmado por la presidenta el 26 de junio de 2015 nos quitaron del tratamiento GESPrecisamente los 5 medicamentos más eficaces para evitar la discapacidad a la que lleva esta enfermedad.

Es decir, en Junio nos “quitan” 5 y ahora nos “devuelven” 2 por la Ley, parece ser un mero traspaso de dinero de un lado hacia otro, y como si esto fuera poco a un precio muchísimo más alto. Ya que para las personas afiliadas a los sistemas de salud privada, por obligación tendrán que activar el seguro catastrófico, el cual es altísimo e impagable para la mayoría de los chilenos.

El seguro catastrófico son 30 veces el plan de salud de cada uno, con un mínimo de UF 60 y un máximo de UF 126, es decir entre 1.530.000 y 3.200.000 dependiendo del plan de cada uno, cuyos planes son tan altos que la mayoría cae en el tramo de $ 3.200.000.

Este seguro hay que pagarlo una vez al año y al contado antes de empezar el tratamiento. Con estos montos la mayoría de los pacientes de salud Privada no podrán acceder a los medicamentos. Las personas con enfermedades catastróficas hacemos tremendos esfuerzos para pagar los altísimos planes de salud, con la ayuda de familiares y amigos ya que muchos están jubilados por discapacidad y las pensiones no alcanzan, sólo para poder acceder a pagar tratamientos dignos que las salud pública nos niega. Y nos vuelven a castigar por eso, siendo que estamos lejos de ser millonarios, esto es en el discurso lo que quieren hacer creer las autoridades.

Súmese a ello que tampoco se sabe si los pacientes acogidos al sistema Auge-Ges realmente tendrán gratuidad o tendrán que seguir pagando los copagos que tenían según la letra a la que pertenecen, para los exámenes y diagnósticos.

En resumen, pareciera que todo se tratara de un negocio para las Isapres, por que con esta Ley, la Empresa privada ahora no tendrá que poner un centavo para los medicamentos ya que los afiliados tendremos que pagar sumas millonarias y lo que falte lo pagará el Estado.

El seguro catastrófico ha existido siempre, pero una vez agotado el monto a pagar por el afiliado, las Isapres se tenían que hacer cargo del resto, sin embargo ahora se hará cargo el Estado, es decir las Isapres no pondrán ni un solo peso, sólo ganancias para ellos, ¿cómo puede ocurrir esto si son empresas privadas?

Verónica Cruchet Muñoz
Presidenta
Corporación Esclerosis Múltiple Chile

 

La salud no es una tómbola en la que el Estado deba asignar recursos bajo intereses políticos. La salud es un derecho de todos los ciudadanos, sin distinguir u obedecer a alguna forma discriminatoria de estratificación social.

 

Personas Referencias
Verónica Cruchet Muñoz Opinión:Presidenta Corporación Esclerosis Múltiple Chile
Equipo Revista Piojo.cl Revisión: Equipo Revista Piojo.cl
Cristian Vásquez Diaz Edición @PiojoChile

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de…


Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube