Latinoamérica: Los lame botas rinden culto a los poderosos

Latinoamérica: Los lame botas rinden culto a los poderosos

Latinoamérica: Los lame botas rinden culto a los poderosos

Ya pasaron algunos días desde el ataque terrorista que conmociono al mundo, las luces rojas, azules y blancas adornaron de inmediato distintos emblemas patrios en todos los continentes intentando así emular el dolor y una ayuda moral a la golpeada Francia.

En paralelo gran parte de los usuarios de las redes sociales de todo el mundo hacían lo mismo con los filtros de colores de francia en sus fotografías de perfil, en compasión con las víctimas de este atentado.

Ya no parece ser ni curioso, ni casual que los gobiernos de Latinoamérica se vuelquen a criticar este acto de horrorosas consecuencias aludiendo a que todos somos Francia, los líderes mundiales al unísonos anuncian “que los ataques son contra la humanidad y que esto no quedará así”. El país afectado mantiene un pequeño luto mientras sus fuerzas armadas reanudan y prosiguen con sus bombardeos a los supuestos culpables.

Un día antes de ese ataque también fue aterrorizado Beirut dejando 40 muertos y más de 200 heridos, pero este acto no fue noticia, a nadie le importó, es más, se asomaron franjas rojas y blancas en las casas de gobierno de los países neutrales apoyando esta supuesta guerra por la paz mundial.

Al menos yo no vi ni supe que algún gobierno lo hiciera. Claro, eso no tiene importancia, Líbano no es un Estado de admiración para los países que viven para rendir pleitesía a los grandes y poderosos imperios mundiales, Líbano es como Chile un país más bien laico, de poca monta, que no está en la retina y en el interés de ninguna sociedad mundial.

Sin embargo, Francia es otra cosa, siempre ha sido un imperio digno de emular y por qué no de admiración, con tanta historia, palacios y gente bonita, son nuestra preferencia y queremos ser como ellos, lo mismo nos pasaría si el atacado fuera Britania, nos arrodillaríamos ante la reina a pedirle que cuente con nosotros como plebeyos entregados a sus placeres, nos dejaríamos azotar si fuese necesario e incluso traicionaríamos a nuestros vecinos por ellos ¿o ya lo hicimos?

Si fuera USA nuevamente, como paso hace muchos años, nos volcaríamos arrojándonos al suelo y abrazaríamos sus pies mientras les besamos los zapatos y sacamos su excremento con nuestras lenguas ansiosas de perdón, y un perdón solo por existir en sus caminos.

Los países tercermundistas de este planeta están dispuesto a lamer los miembros viriles de sus gobernantes solo por el derecho a comercializar algún día con ellos, solo por ser considerados e invitados a sus G20 o cualquier reunión que los pueda dejar ser parte de una sociedad globalizada y manejada únicamente por unos cuantos.

Como hijos de Europa y su genética eurocentrista, los países latinoamericanos asoman su lengua para para aprovechar la oportunidad, y ser mencionados en una reunión de lideres de Latinoamérica, África, Asia. Al parecer los lideres de Latinoamerica harán cualquier cosa por un ápice de respeto de aquellos líderes mundiales, tal vez sea el interés por los recursos que estos ladrones abanderados pueden adquirir tras simular e inventar una guerra por la paz mundial, desean el control global, que los países observadores aprueban y apoyan cuanta mierda salga de sus bocas mal olientes, mientras nos consideren para comercializar gracias por permitirme admirarle.

Siria no es de esos países y no importa cuanta gente maten los franceses, rusos, estadounidenses o ingleses, da igual, tenemos que apoyar al ganador y a quien tenga el control de la riqueza y el paso libre de esta al mercado mundial, mientras nuestro proveedor y acreedor tenga el control de todo las consecuencias son solo daño colateral.

Ahora bien, creo que esta guerra no es otra cosa más que un juego de ajedrez, donde los bandos mundiales y eternos rivales junto a sus coaliciones mientras unos manejan las piezas blancas, los otros las negras.

Desde los orígenes de la historia moderna, dos pajarracos se enfrentan por la supremacía y porque no, el control global, por una parte se encuentra el símbolo de la bandera roja con su martillo y por el otro las barras y estrellas, armando y manipulando las decisiones de cada uno de los bandos.

Hagamos pelear a los perros callejeros mientras los podemos armar y apoyar desde un lado u otro, si se nos sale de las manos nos metemos a la pelea, pero mientras eso no suceda que se maten entre ellos y nosotros nos llevamos la pleitesía y la gracia del mundo entero por ayudar en la pacificación del sector

Esa parece ser la consigna y no se vería tan descabellada si la miramos por el ojo de la cerradura y no por la ventana que nos dejan abierta esta magnánimas potencias.

Por ahora, los idiotas de siempre, aplauden y rinden culto a sus alter egos, para darle más credibilidad a la manipulación televisiva y la cobertura nacional enfocada a lo que quieren mostrarnos y hacernos creer.

Gracias señor Obama y reina Isabel por ir a mi país e invitarme a su grupo.

Personas Twitter
J. Freddy Rivas  Autor
@jf_rivasm
Cristian Vásquez Diaz Edición
@PiojoChile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube