Ciencia y religión: Amor a escondidas

Ciencia y religión: Amor a escondidas

Ciencia y religión: Amor a escondidas

He conocido personajes que se llevan muy mal, enemigos acérrimos que jamás funcionarían como el ying y yang. He oído hablar de polos opuestos complementarios: luz y sombra, día y noche, necesidad y motivación, solo por nombrar algunos.

Ciencia y religión: magnetismos opuestos que se repelen, pero en secreto se aman, se aman tanto que no pueden vivir sin el otro, como por ejemplo la pena y la alegría.

He visto en las noticias como gendarmes y presos logran convivir pacíficamente sin rencores, aunque uno vigile la falta de libertad del otro y ese otro lo deje sin libertad por tener que vigilarlo –la cosas se complican con las ironías- He visto a un hombre vestido de rojo enfundado en un abrigo y con abundante barba pasearse bajo el sol de Santiago con 34º de temperatura. Y Además, vi pasar a un hombre que odia los malls cargado gran cantidad de bolsas en una fecha específica.

Como consecuencia, ninguna enemistad es irreconciliable. Ningún borde es tan filoso que no pueda encajar, veámoslo en el caso de las Facturas ideológicamente Falsas. No existe ninguna ideología que no pueda amoldarse a los ofrecimientos de un grande y gordo saco de dinero. No hay hombre por más “Progresista” que no sea tentado por el poderoso caballero y no existe padre o madre que no pueda ser manchado por las oscuras actividades de su hijo –Estoy que me MEO- Ayer vi como mandaste a la basura lo último de credibilidad de tu madre yendo a declarar en auto fiscal, vi como saliste del país con valija diplomática y le diste un 27% [1] de aprobación a tu madre, pero ella como buena madre igual te dará un regalo para navidad; no creo que sea otro crédito con c-aval del Estado, pero algo te va caer.

Como pueden ver, toda diferencia es reconciliable, toda aspereza es suavizable y toda tierra es fertilizable, no lo digo yo; lo dice la vida misma. Pero hay dos cosas, dos polos que jamás se reconciliarán. Existen dos enemigos que intentan refutarse en un ejercicio inagotable. Dentro de la temporada del año de navidad la gente suele acordarse del nacimiento de Jesús Cristo, pero la ciencia intenta explicar la racionalidad de algo que se cree por Fe.

Frente los infinitos programas que intentan demostrar la existencia de Jesús Cristo, aplicar distintas técnicas al Santo Sudario e intentar demostrar cual fue la estrella que siguieron los tres Reyes Magos la ciencia no hace más que el ridículo y un esfuerzo fútil. No habrá prueba concreta, estadística o prueba de carbono 14 que le haga a un creyente olvidar lo que le ha dado sentido a su vida en un mundo que cada día a base de guerras, hambre, genocidios y contaminación, se ha ido despojando lentamente de las vestiduras de la cordura.

La última de la teorías esbozadas es la del bozón de higgs, sabe usted la respuesta a la siguiente cuestión: ¿cómo decide la naturaleza a qué partículas les asigna masa y a cuáles no? Todas las partículas elementales que forman la materia (seis leptones y seis quarks) tienen masa. Sin embargo otras como el fotón, responsable de la fuerza electromagnética, no tienen masa. La presencia o ausencia de masa podría venir dada por el bosón de Higgs, cuya existencia se propuso en los años sesenta. “Confirmar la existencia del bosón de Higgs en el modelo estándar supondría haber comprendido el mecanismo por el cual las partículas adquieren masa, un mecanismo que en su versión más simple predice la existencia de -al menos- un bosón que cuando interacciona con las otras partículas (quarks, leptones y otros bosones), hace que estas adquieran masa”, explica Teresa Rodrigo, investigadora del Instituto de Física de Cantabria que participa en los experimentos del CERN.[2]

Está partícula ha sido llamada la partícula de Dios. Es así que la existencia de la partícula probaría la existencia de Dios. A los ojos de quién escribe la prueba de la existencia de Dios por la ciencia sería uno de los últimos bastiones donde la ciencia no ha podido penetrar. Los creyentes han defendido la creación, algunos más férreamente, como las corrientes creacionistas. Los creyentes han defendido el bastión de la fe como los caballeros de la Orden Hospitalaria de San Juan repelieron a los otomanos que quisieron entrar a Malta en el año 1565 [3].

Mientras la ciencia más arrincone al hombre, este más resistirá porque es la última posibilidad de trascendencia, porque es lo último que le puede entregar sentido a alguna vida y porque en definitiva es parte de nuestra historia. La ciencia vendría a señalarnos la existencia de Dios con pruebas irrefutables, lo que haría innecesaria la fe como una realidad que se cree sin la necesidad de palparla o que ella te demuestre su existencia. La fe disuelta, disolvería por consecuencia cualquier creencia y por último nos quitaría la capacidad de imaginar.

Podemos estar o no de acuerdo con la religión, eso no le importa a la fe. Podemos creer o no creer en las encíclicas, eso no le importa a la fe y podemos estar o no de acuerdo con el Pastor Soto, eso no es materia de fe. No podemos negar la existencia importante en la historia de Jesús Cristo, por algo nuestra historia se divide en Antes de Cristo (AC) y Después de Cristo (DC). Además, mientras escribía un milagro ocurrió, se aprobó la ley de gratuidad.

En definitiva, aproveche de vivir las fechas, no se arrepienta del pasado, ni se sienta temeroso por el futuro, ya que conjugar en el presente es el arrepentimiento y el temor. Todos podemos arreglar nuestras diferencias, pero la ciencia jamás aceptará a la fe ni la religión le tendrá fe a la ciencia.

Saludos y felices fiestas

Personas Referencias
Mauricio González Seguel Periodista
@gmauricio554
Cristian Vásquez Diaz Edición @PiojoChile

Referencias

[1] http://noticias.terra.cl/chile/aprobacion-de-michelle-bachelet-se-mantiene-en-27-segun-encuesta,00e426f0b5b1224fb7bd6d919c74be703vtq1uqm.html.
[2] http://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/lo-que-necesitas-para-entender-el-boson-de-higgs-en-cinco-preguntas
[3] http://www.unapicaenflandes.es/Sitio-Malta-1565.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de…


Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube