Cáncer: La empatía para tomar conciencia

El hombre y su dinámica social tiene que lidiar con cambios continuos, respecto a su salud y su enfermedad, los procesos de comprensión de enfermedades oncológicas son muy complejas por decirlo menos.

Cuando la enfermedad se parapeta en aquella persona que la convierte en un paciente oncológico, esta tendrá que sortear con: estigmas sociales en su conjunto, el trabajo, la economía y por su puesto la vida y la muerte.

La empatía puede llegar a ser una buena herramienta para poder apoyar a las personas y comprender el complejo proceso que puede vivir un ser humano.

Uno de los primeros caídos en este dar cuenta de la enfermedad es en el paciente, su proyecto de existencia, aquel que nos genera un dejo de libertad para vivir. Luego llegan los impedimentos físicos a través de los dolores generando más carga a su psiquis, la cual se ve afectada enormemente encontrando un solo lugar donde acogerse; el de su abandono y extrañamiento del mundo que llega a su auto marginación de la sociedad e impactando a su grupo familiar el cual se ve afectado de forma integral.

El paciente en sus trastornos sufre una regresión, cada ser humano en su normalidad social es autovalente, y como tal su desempeño se basa en su facilidad para transitar por si solo, en este caso la enfermedad lo hará pasar de un ciudadano activo a uno pasivo, ya que su estado de dependencia y la dificultad para valerse de si tiende a desaparecer, cayendo en la rabia e ira y cuestionamientos en un proceso complejo donde debe asumir su condición que lo terminará y llevará a estados de frustración y culpa.

La evasión de su entorno social y al poco andar disminuye, los tratamientos se vuelven rutinarios y la proyección de su existencia mental y comprensión del proyecto de vida se acorta. Tomando en cuenta que en el proceso la negación de la realidad en la que vive es una lucha constante que pone obstaculos para dar cuenta que la enfermedad a llegado, y en ocasiones esto se produce restando importancia u optando por consultar una variedad de especialistas.

A su vez comienza también una comprensión de su cuerpo, la sensibilidad de los síntomas a través de los dolores y la ansiedad hacen presa del cuerpo, creando incomprensión e incertidumbre de su entorno social y en las relaciones tanto marital, familiar y médica, para finalmente dar cuenta que está enfermo. Y para recién en ese lugar podrá comenzar la titánica lucha.

Algunos de los efectos secundarios de sus tratamientos: nauseas y vómitos, anemia, alteración de las defensas del cuerpo, problemas de coagulacion de sangre, problemas en boca, encías y garganta, sequedad de boca, perdida del cabello diarrea, constiparon, alteraciones del gusto y el olfato, baja de peso y falta de apetito, efectos sobre músculos y nervios, sensación de estado gripal, cuidados de la piel y uñas, afectación a los órganos sexuales, esterilidad, dolor y estrés.

En la esquemática social, es importante comprender; que la autonomía y dignidad de la persona es un elemento fundamental frente al derecho a la vida, la salud y la integridad psicofísica. Para ello es necesario un trato igualitario y equitativo no discriminatorio para los pacientes ejerciendo su derecho natural y social.

En 1950 solo el 5% del total de las muertes en Chile eran determinadas por tumores malignos. Actualmente ha aumentado en mas de 5 veces la incidencia de los cánceres en la mortalidad general.

Al 2011, ultimo dato del DEIS del Ministerio de Salud de nuestro país,  la mortalidad general fue de 94.985 personas. Estuvo dominada por las enfermedades cardiovasculares que ocuparon el primer lugar con 25.744 personas fallecidas (27,1%), con una curva de fallecimientos por estas enfermedades que es menos acentuada cada año. Los cánceres determinaron 23.672 fallecimientos (24,9%), ocupando el 2° lugar del total de la mortalidad. Del total de fallecimientos por canceres menos del 1% corresponde a menores de 15 años, un tercio se da en paciente de 15 a 60 años y dos tercios ocurren en mayores de 60 años. La relacion hombres mujeres es practicamente igual con un leve predominio de los hombres.[1]

Tome en cuenta usted que todos somos potenciales enfermos. Hoy, uno de cada cuatro personas podría ser un paciente oncológico, para ello es imperante que a la hora de encontrarse con esta enfermedad se haga la tarea de comprender su entorno, comprenderse a si mismo, y tomar conciencia de la posibilidad de sanar con un potente apoyo familiar y de sus cercanos como parte fundamental para el paciente oncológico.

Si usted tiene algún cercano con este tipo de enfermedad ayúdelo, apóyelo, no le tenga lastima el necesita ver nuevamente el horizonte de vida mas lejos y no mas cerca porque el vive la vida y la muerte de forma sensible

Referencias

[1] http://www.canceres.cl/algunas-estadisticas/

2 Responses to Cáncer: La empatía para tomar conciencia

  1. Agrupacion pacientes oncológicos Un Nuevo Renacer enero 29, 2016 at 10:50 am

    Gracias amigos del Piojo.cl, por vuestros apoyos siempre incondicionales e importantes.
    Nuestra agrupación les envía bendiciones y buenas vibras para todo el Año 2016.

    Responder
    • Piojo Chile enero 29, 2016 at 11:15 am

      Para eso estamos, es parte de nuestra responsabilidad social, saludos

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de…


Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube