La Teatralidad de la Plutocracia: Una garante de Impunidad

La Teatralidad de la plutocracia: una garante de Impunidad

La Teatralidad de la plutocracia: una garante de Impunidad

En los rincones del congreso se decide el futuro del país. Se rifa la fortuna de los ciudadanos como una suerte de ruleta manipulada entre sonrisas y guiños reflejando la buena ventura de los negocios pactados.

La política es dura, hay que tener cuero de chancho -dicen los entendidos-, porque allí, en ese circulo, se da pie y rienda suelta a las grescas políticas para llegar finalmente al poder, como aquel escalón en lo más alto de la cúspide donde todo se apuesta en la amalgama política, para ganar, preservar y conservar el trono del poder político y económico.

La democracia se ha convertido solo en un telón del escenario, donde los actores salen a la escena y rinden culto a la pantomima y la oratoria, donde los eufemismos son de pan de cada día, y la inteligencia de los representantes de la ciudadanía escasea, claro, porque finalmente la realidad no se juega sino atrás en bambalinas.

Vea usted que el sufragio es la forma de elección y expresión democrática que tiene el pueblo para delegar su poder soberano a otra personas, sin embargo en el congreso los elegidos son en ocasiones cambiados como piezas en un tablero de ajedrez para hacer una nueva jugada o acomodo, donde el pueblo no tiene como votar ni rechazar la jugada partidista a fin. Esta acción es totalmente antidemocrática, ya que los representantes no necesariamente son elegidos por los votantes y tienen el poder de decisión con nulo voto democrático, piense usted que esa carta que ocupan los partidos, no sera cambiada ni pondrán limites legales ni normativos para que este vicio se acabe, vale decir, la casta decide quien gobierna aunque existan las elecciones.

Libertad y responsabilidad son inseparables”. F.Hayek

Por tanto el sentimiento de impunidad es fuerte, donde la ética y la responsabilidad política queda abandonada en aras de mantener el poder, mas si se piensa que la relación del sueldo del poder ejecutivo y legislativo es aproximadamente 40 veces el sueldo mínimo. Pero mas aún, la libertad de la impunidad también propicia el hecho o actividad de prestamos entre los que manejan el poder y las decisiones, “Prestamos blandos” que solo hablan de la injusticia y el desmesuro para con el pueblo.

En periodo de elecciones solo actúa como un repartija de las posiciones en el sistema, donde ellos mismos crearon las reglas del juego y construyeron el modelo de elección supuestamente democrático (binominal) y curiosamente ya no aguantaba más la abierta manipulación del duopolio político por tanto el desgaste del mismo obligo a arreglar y acomodar las reglas del juego nuevamente.

Esto podría ser una mejora, pero preguntase: ¿cuando un político en la historia de Chile ha actuado por vocación en aras de la ciudadanía? Piense ¿Cuantas veces un político no ha sido lo mas ético y luego desaparece por un tiempo, luego vuelve como héroe, ese juego ya es viejo?, lo anterior sostenido en la memoria a corto plazo de la ciudadanía. Y así suman y siguen los vicios por todos, donde exista una tajada es tomada. Ni hablar de las Dietas parlamentarias que son justificadas de forma irrisoria como la acción de quitarle un dulce a un niño.

Por ende, los partidos están disociados de la ciudadanía, hace mucho que no tienen representatividad, solo son los colgados (militantes) y arrimados del árbol, que esperan como lobos por su pedazo de oveja. Los partidos ya no tienen ideologías que los aguante, solo tienen estrategias para subir a unos o bajar a otros.

En un Estado Plutócrata, la ciudadanía solo es una molestia, los movimientos sociales solo son una mucosidad en la nariz, las organizaciones emergentes son solo ruidos molestos pero superables, y si es que existe por ahí una unión de la ciudadanía, los propios partidos descabezan a los lideres.

La ciudadanía no tiene fuerza, porque la teatralidad de la casta política los tienen controlados y esto desde luego no es pesimismo, es realidad, sino haga memoria ¿hace cuanto tiempo no se ha generado una gran revolución?, donde los trabajadores, estudiantes, profesores, dirigentes de organizaciones sociales,  sindicatos de bancos, transporte, etc, produjeran un gran masa de empuje social. Pues eso ocurre hoy solo en las películas y en el teatro, porque en la realidad y por ahora nadie esta dispuesto a dejar sus propios intereses de lado para favorecer el interés común.

Dígame usted. ¿Que pasó con los estudiantes? ¿Que pasó con los profesores? ¿Que paso con los trabajadores? ¿Que pasó con las reformas? ¿Que pasó con la agenda de probidad? ¿En que terminaron las comisiones? ¿Que pasó con los delitos de boletas ideológicamente falsas? ¿Que pasó con las colusion? ¿Que pasó con el uso de la información privilegiada para comprar inmuebles? La respuesta es sencilla NADA. 

Los gobiernos son solo tramoyas en una obra de teatro, solo es una gran actuación orquestada por los que tienen poder económico, aquellos que pueden estafar a los ciudadanos, y salir airosos sin polvo ni paja, porque el teatro de la justicia también propone su función de humo, que solo da dulces, porque al final todos están libres y funciona como monologo fome.

Preguntar si hay justicia hoy, es solo una frase imbécil, estúpida, tarada, redundante, boba e ilusa. En resumen, la ética se fue al tacho de la basura y la moral de la justicia chilena no alcanza, pero no alcanza porque las lineas divisorias de los poderes del Estado están difuminadas, no nos pasemos de ingenuos, a la casta política no le interesa el pueblo, no le ha interesado ni le va a interesar.

¿Y la ciudadanía que? Pues la ciudadanía sigue esperando que otros hagan algo, porque al momento de poner esfuerzos, solo les alcanza y descansa en un me gusta o compartir, y en ocasiones ni siquiera eso.

¡Que más quisiéremos que el pueblo este unido!

Personas Referencias
Equipo Revista Piojo.cl Revisión: Equipo Revista Piojo.cl
Cristian Vásquez Diaz Edición @PiojoChile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Piojo.cl

Acerca de…

Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube