Atentados en Bruselas: Violencia e identidad

El 22 de marzo una ciudad de Europa sufrió una serie de atentados que dejaron alrededor de 30 muertos. Los lugares del ataque fueron el Metro y el Aeropuerto.

Ambos lugares son una fuente inagotable de entrada y salida de personas, ya en Chile el Metro es un lugar que traga y vomita cuerpos de manera constante a todas horas del día. El aeropuerto un lugar tedioso de entrada y salida al país de Tintín. Si el atentado quería lograr espectacularidad cinematográfica, lo logró.

Más allá de las atrocidades cometidas por movimientos Teo políticos, me parece digno de analizar la transformación constante del fenómeno de la Violencia. La violencia reconocida por Freud como una de las pulsiones vitales, es decir generadoras de vida e impulsoras de movimientos. La Violencia es parte de cada uno de nosotros, somos capaces del amor extremo o la violencia máxima. La sociedad como método de sustentación, prohíbe la expresión de ésta, así mantenemos un orden. Mas la sociedad y su ente regulador (Estado) privatizan el legítimo ejercicio de la violencia, así para ellos la violencia es algo útil y noble. Para el ciudadano común, la violencia es inútil y bárbara. Dos visiones contrapuestas por utilidad a los cuales se les agregan matices éticos, morales y teológicos para ejercer control.

Como dicen los gringos en su infinita capacidad de simplificar las cosas “Let´s Be Honest”, todos hemos sentido las ganas en diferentes situaciones del día de ejercer la violencia. Pensemos en el Metro, típico cuando te quieres bajar y hay una persona en la puerta y no se mueve. Segunda situación, cuando estás en la cola de la caja del supermercado y se asoma la chauchera llena de monedas de  una viejita. O más simple aún, cuando vas a estacionar y alguien se mete y te quita el espacio. Diferentes contextos y situaciones donde la violencia como latencia te saluda y te señala que es una excelente manera de demostrar tu descontento con la situación.

Por eso me llama la atención la satanización de los medios de algo tan humano. Además, los medios nos impregnan de imágenes violentas todos los días. La violencia transmitida y retransmitida de forma establecida se impregna como brea en nosotros, pero como un dulce se nos muestra pero no podemos comerlo. La violencia se transforma en ese objeto de deseo imposible, quizás se transforme en un fetiche.

Volviendo a Bélgica, me parece gracioso que al día de hoy, en un periodo conocido como posmodernidad o modernidad tardía se sigan esgrimiendo razones como la identidad para justificar los ataques o siquiera aproximarnos a una comprensión de ellos. Se dice que la cultura europea no ha sido capaz de absorber la enorme cantidad de desplazados generados por los conflictos en Medio Oriente. Lo anterior es cierto, pero no olvidemos que los conflictos en Medio Oriente han sido auspiciados por ellos. El inmigrante es un concepto diferente al desplazado, Europa recibe una enorme cantidad de desplazados. La sociedad europea no recibe con los brazos abiertos al desplazado, lo trata como ciudadano de segunda clases o tercera clases, construye apodos ofensivos, se burla de su cultura y religión.

Un hecho que al tener un caris teológico adquiere mayor importancia, pero pensemos en un estudiante que día a día es molestado, que es mirado en menos, que se le trata como un ser inferior… Un día entra al colegio con un abrigo negro largo y armado hasta los dientes y tenemos la Masacre de Columbine. O un estudiante de Virginia Tech que mata 32 personas “No tenía que hacer esto. Pude haberme ido. Pude haber desaparecido. Pero no, no escaparé más. No es propio de mí. Por mis niños, por mis hermanos y hermanas que ustedes jodieron, lo hice por ellos… Cuando llegó el momento, lo hice. Tuve que hacerlo.”  Todo esto en el corazón de la democracia, Estados Unidos.

Lo anterior, sigue generando sorpresa y me hablan de problemas identitarios en posmodernidad. La identidad como causal es un reduccionismo, convengamos que en posmodernidad el ser humano se mueve como una mosca de identidad en identidad, todos banales, claramente. Pero cada identidad nueva la siente como propia y eterna, hasta que aparece una nueva; más atractiva. Lo que los analistas que aparecen en TV nos hacen olvidar es que existen una serie de causales sólidas para un acto sangriento, no justifico, pero trato de acercarme a una comprensión.

“Un alto exoficial de la policía advirtió que el fracaso de este país en integrar a su minoría musulmana ha creado un “sistema de apartheid” de facto en el país.[1]

Tengo un poco de temor de usar este término, pero creo que vivimos en un sistema de apartheid (segregación racial). Realmente tenemos guetos. Y lo que es más importante y más peligroso, no es que la gente no se mezcle sino que se trata de un gueto mental[2]

A lo ya señalado, agreguémos el ingrediente de los líderes carismáticos que hacen una excelente tarea al refregarle las diferencias a los desplazados. Hacen una excelente labor religiosa al usar la religión y una interpretación funcional para promover la violencia. Y, por último, la conjunción de la violencia intrínseca del ser humano con una razón que lo evade de los principios y responsabilidades morales con el otro. Finalmente el escenario se asemeja a una gran partida de ajedrez, donde quienes cometen el acto de inmolarse y quienes resultan heridos o muertos son simples peones de un tablero de ajedrez global. Una partida que se juega a puertas cerradas entre Gary Kasparov y Deep Blue.

 

Personas Referencias
Mauricio González Seguel Periodista
@gmauricio554
Cristian Vásquez Diaz Edición @PiojoChile

Referencias

[1] http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/01/160116_belgica_apartheid_musulmanes_men
[2] http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/01/160116_belgica_apartheid_musulmanes_men

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de…


Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube