Tenis Adaptado: Capacidades diferentes con voluntades humanas

Tenis Adaptado: Capacidades diferentes con voluntades humanas

Tenis Adaptado: Capacidades diferentes con voluntades humanas

El tenis no es un deporte para aquellos que solo tienen como pagarlo y que sostienen su escalada de triunfos con sus capacidades físicas ideales.

Pues, el tenis es un deporte como muchos otros que pueden ser la escalada del esfuerzo y del sacrificio de aquellos que tienen capacidades físicas diferentes y que son sostenida un amor incondicional al deporte para demostrarnos a todos como el ser humano puede extender al máximo sus capacidades.

En la siguiente narración daremos cuenta como la lucha y la constancia son uno de los factores preponderantes al momento de enfrentar la realidad.

Comencé a los 6 años jugando fútbol por la escuela oficial de la Universidad Católica en Quillota. Luego, a los 8 años continúe jugando tenis en el club municipal. A los 12 años participé por primera vez en un torneo de tenis en Villa Alemana jugando con personas convencionales (sin discapacidad) torneo del cual quede eliminado de inmediato.

Después de esa dura derrota continué entrenando con muchas más fuerzas y ganas, no dándome por vencido. Al tiempo después me empezaron a llamar para dar exhibiciones etc.

Al tiempo después seguí buscando como desarrollarme en el deporte y dejé un poco de lado al tenis para continuar jugando fútbol por la escuela de oficial de la Universidad de Chile. En el 2013 retomé el tenis cuando me enteré que llegó a Chile una nueva modalidad de tenis donde pueden participar personas en situación de discapacidad que se puedan desplazar de pie, llamada Tenis Adaptado de Pie (TAP), ingresé de inmediato como jugador de esta modalidad y me puse con todo a entrenar.

En diciembre del 2013 jugué mi primer torneo nacional de TAP y salí terminando semifinalista logrando el segundo lugar y convirtiéndome en el número 2 de Chile. En el 2014 tuve mi primer torneo internacional en Chile, obteniendo muy buenos resultados y convirtiéndome en el Número 12 del mundo (de 18 jugadores). A mitad del 2015 tuve mi primer torneo internacional en Chile, también generando resultados reconfortantes, lo que me hiso convertirme en el número 11 del ranking mundial (de 29 jugadores). Cerrando a fines del 2015 con la participación de mi tercer torneo internacional, terminando con excelentes resultados y sumando puntos, manteniéndome de este modo en el puesto número 11 del mundo, a pocos puntos de ser el 10 del mundo.

Bueno, me ha costado mucho llegar donde estoy, a los 12 años jugué mi primer torneo con personas sin ninguna capacidad diferente y terminé eliminado al primer partido, pero eso no me detuvo, ese momento fue tan importante porque me hice más fuerte, no me deje caer ni darme por vencido. Esto me ayudo a seguir adelante a tal punto que yo le dije a mis padres que algún día iba a representar a Chile profesionalmente como tenista.

Pues con esas ganas luché como si fuera una guerra. Años entrenando y perfeccionándome en el tenis hasta que llegó el Tenis Adaptado de Pie en el 2013 y ahí es donde comenzó un nuevo desafío para alcanzar lo que me había propuesto cuando era pequeño cuando lo pensé y lo dije.

En menos de 1 año ya era número 2 de Chile y número 11 del mundo, me considero un “valiente” por haber podido lograr todo esto, porque pese a mi discapacidad yo nunca bajé los brazos y me eché a morir por lograr mis sueños.

Hoy en día quiero lograr estar dentro de los 10 mejores del mundo, y porque no, ser el número 1 del mundo. Por ahora, estoy a un paso de estar dentro de los top 10, y para eso necesito ayuda de auspicios de marcas deportivas o de empresas que me puedan aportar con un poco de dinero que es lo principal ya que yo debo con mi familia costear los pasajes cuando tenga que competir fuera del país, para poder costear la implementación, etc., porque lamentablemente el tenis es caro y yo como los demás compañeros que estamos en lo mismo nos falta esa ayuda para poder seguir sumando logros representando a nuestro querido Chile.

Jamas rendirse, la vida es un empedrado de pruebas donde nos enseña a sacar lo mejor de nuestras habilidades y potenciarnos como seres humanos.

Felipe es un ejemplo de aquello, como ser perseverante y no perder la esperanza para realizar lo que le gusta y al mismo tiempo darle triunfos a un país, donde un país que en el discurso, se jacta de ser solidario y que habla de inclusión, pero que no destina los recursos suficientes para que esto ocurra en la realidad.

 

Personas Referencias
Felipe Arévalo L. Tenista Profesional TAP
Cristian Vásquez Diaz Edición @PiojoChile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de…


Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube