Mi AFP me mandó una carta, y yo le respondí

Mi AFP me mandó una carta, y yo le respondí

Mi AFP me mandó una carta, y yo le respondí

Sr(a) Eduardo(a) Vildósola(o),

Así mismo parte la carta que me envió usted la semana pasada. Así de impersonal. Sin saber si soy hombre o mujer. Yo, gracias a su carta me entero que es Gerente(a) General(a) de la AFP que me tocó.

Seamos sinceros, yo a usted no lo conozco y usted tampoco me conoce. En esas condiciones es poco probable que le preocupe realmente mi futuro, por lo tanto sus palabras me resultan fingidas.

Usted trabaja en función de lo que le dicta la economía, no se dedica a la caridad. Sólo le importa mi dinero y el dinero de otros millones. Conoce bien la forma de hacerlo crecer para aumentar, muy eficazmente, el de sus jefes, de nuestros jefes. Usted es un empleado más, con mejor sueldo que el resto, pero un empleado a fin de cuentas. En consecuencia, convengamos que envía la carta más por obligación que por preocupación. Si no logra convencerme, su sueldo y su trabajo se verán en peligro.

Los dos somos trabajadores, pero tenemos miles de diferencias, millones de diferencias. Y sólo se trata de dinero: mientras yo recibo un sueldo de profesor, usted recibe el sueldo de gerente de una empresa que mueve millones de millones (¿Se podrá saber cuánto gana un gerente de AFP?). Desde su escritorio es fácil defender las AFP. Probablemente tenga un auto de valor similar o mayor a un Mercedes, y eso a usted lo hace sentir orgulloso y por supuesto necesita bencina, y mucha.

Además del sueldo, otros varios millones deben caer en su cuenta gracias a las inversiones que tan hábilmente sabe manejar. Yo, a modo de confesión, soy de esos chilenos que casi paga todo lo que debe (crédito universitario, banco, cuentas, colegios, comida, etc) y a fin de mes se queda sin ni uno. Sé que mis finanzas son mi responsabilidad, pero debe reconocer que para usted es fácil defender un sistema que le entrega tantos beneficios. Por ejemplo, me imagino que ninguno de sus hijos debió o deberá endeudarse para estudiar.

Comprendo su defensa al sistema, pero yo no quiero una mejor pensión solo para mí. Quiero que conversemos de qué manera repartimos mejor todo: pensiones, salud, educación, cultura y riqueza. Y creo que en ese debate ya no se debe considerar a las AFP. Todo ese miedo que le tiene usted a que el estado administre tanto dinero, se debe únicamente a que su ambición es tan humana como la del político de turno, lo mismo que cualquier otro ser humano incluido yo. No quiero un sistema egoísta como el suyo, prefiero uno solidario construido entre todos en el que mi madre pueda tener una vejez más tranquila que la que ofrece su sistema.

Finalmente, me tomo el tiempo de responder a su carta porque pretendo el fin de su empresa y enviaré tantas cartas como usted. No quiero que mi dinero sea utilizado para enriquecer a los de siempre (no me va a negar que les hemos ayudado a vivir bien) y me importa bien poco que su mercedes quede sin bencina. Tampoco pretendo un estado omnipotente que decida por mí. Yo salgo a marchar con muchos que no solo buscan mejorar sus pensiones (lo importante según los neoliberales). Ya no creemos en su sistema. Les habrá servido a ustedes para llenarse los bolsillos, pero yo me aburrí de hacerles el juego y tener que financiarles su lujoso estilo de vida. Hoy no queremos que ustedes hagan con nuestro dinero lo que hacen, así de simple. La experiencia me ofrece suficientes argumentos para desconfiar y por lo mismo salen millones a las calles, pues no quieren más AFP.

Empiece a buscar pega mejor, porque el dinero es nuestro, como tanto les gusta decir, así que también tenemos derecho a decidir qué hacemos con él. En Chocolates Trujillo hace rato andamos buscando gerente, así que si postula puede que lo llamemos y le prometemos que no le obligaremos a escribir cínicas cartas.

Se despide
Uno de sus millones de enemigos(as)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acerca de…


Revista PiojoChile está compuesta por una red de colaboradores con opinión, orientada a generar Conciencia Social a través de escritos urbanos.


Sitio Principal Piojo.cl
Twitter @PiojoChile
Pagina Facebook
Grupo en Facebook
Pagina en Google+
Canal de Youtube